La Comunidad de Madrid veta el derecho de reunión de sus empleados públicos
06 de Marzo de 2013


CSI-F CCOO y UGT han convocado para hoy asambleas simultáneas en todos los centros y dependencias de las Consejerías de la Comunidad de Madrid para informar a los trabajadores sobre la situación en materia de recortes de los derechos laborales y sociales de los empleados de la Comunidad de Madrid.
Entre las medidas acordadas por las organizaciones sindicales se está procediendo a una recogida de firmas dirigidas a los ciudadanos para informarles de que en los últimos tiempos, aquellos responsables de la Administración encargados de gestionar lo público están tomando decisiones en las que priman más los intereses económicos que de prestación de servicios.
Los recortes de presupuestos están afectando gravemente a los servicios que se prestan al ciudadano lo cual obliga a sus profesionales a mantener una lucha diaria para defenderlos.

El Gobierno regional de la Comunidad de Madrid ha procedido a denegar los locales para la celebración de estas asambleas informativas conculcando el derecho constitucional a la información y a la reunión de los representantes de los trabajadores y de los propios empleados públicos.
Esta situación provoca que las asambleas informativas se tengan que realizar en otros espacios laborales y, ante esta negativa, como acto de protesta hemos decidido mantener en los mismos un encierro de 24 horas con los trabajadores que se iniciará después de las asambleas informativas en los centros de trabajo.

Actualmente los responsables de la Administración Autonómica, por acción u omisión, se afanan en cuestionar y desprestigiar lo público para colocar en desventaja la calidad de la gestión pública frente a la privada, cuestionando, incluso, la profesionalidad de los empleados públicos olvidando que en un estado de derecho es un servicio consustancial a la ciudadanía. Los servicios públicos no tienen que rendir otro beneficio que no sea el bienestar del contribuyente.

Estamos viendo como, por un lado, no se invierte en los centros para modernizar sus instalaciones, por otro, no se cubren las necesidades de personal, ni se sustituyen las bajas por enfermedad o los períodos vacacionales del personal con el consiguiente deterioro en la asistencia al usuario.

Los empleados públicos, somos trabajadores seleccionados por la Administración Pública por su cualificación. Como al resto de los ciudadanos,se les están recortado derechos laborales y sociales obviando además su profesionalidad.
REIVINDICAMOS LA DEFENSA Y DIGNIFICACIÓN DE LO PÚBLICO

Ver Galería