CSI-F NO VE OTRA SOLUCIÓN QUE LA HUELGA, PARA PARAR LAS MEDIDAS PRIVATIZADORAS QUE LA COMUNIDAD DE MADRID QUIERE IMPLANTAR EN LA CONSEJERÍA DE SANIDAD.
16 de Noviembre de 2012

Ante la falta de contestación de la Consejería de Sanidad, al requerimiento que esta organización hizo en fecha 8 de noviembre de 2012, con motivo de las medidas de privatización recogidas en el anteproyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid, y ante la gravedad y repercusión que para los empleados públicos tienen estas medidas, CSI-F ve motivos suficientes para llevar a la huelga a todos los empleados públicos de la Consejería de Sanidad, para todos los centros del SERMAS y SUMMA-112, para personal funcionario, estatutario y laboral y para todas las categorías.
Evidentemente CSI-F, todavía no va ha tomar ninguna decisión sin contar con la aprobación de los trabajadores, y por supuesto CSI-F considera que la UNIÓN SINDICAL, sobre todo en estos momentos, de todas las fuerzas sindicales presentes en la Mesa General de la Función Pública es imprescindible.

Esta determinación CSI-F la está valorando después de ver la repercusión que para los trabajadores tiene una huelga, que en este momento, sin dejar de ser imprescindible por la gravedad de las medidas, no podemos llevar a los trabajadores de menor poder adquisitivo a una huelga indefinida, aunque si la Comunidad de Madrid no rectifica no será una medida desdeñable por esta organización.
En estos momentos hay muchos motivos para la convocatoria de una huelga, pero todos ellos se basan en dos líneas básicas que se oponen a lo que recogen los presupuestos:

Retirada de las medidas de privatización de los centros.
• Mantenimiento del empleo público.

CSI-F es consciente de las dificultades presupuestarias que en la actualidad cualquier administración padece, pero esto no justifica la decisión de la privatización de Centros, mas bien todo lo contrario.
El entendimiento, el diálogo y la implicación de todas las partes es lo que resuelve estas situaciones, cosa que hasta el momento la Comunidad de Madrid a despreciado. Solo ante medidas de presión como las conocidas en el Hospital de la Princesa, la Comunidad de Madrid ha rectificado y solo ante estas medidas se ha producido el diálogo, llevando al Hospital de la Princesa a la constitución de un grupo de trabajo que está elaborando un plan de viabilidad y de racionalización del gasto.

Lo que ha sucedido en el Hospital de la Princesa, a CSI-F le sirve como ejemplo para evitar la privatización y desmantelamiento de otros centros, es por eso por lo que CSI-F propone exactamente lo mismo para el resto de Centros afectados, constitución de comisiones y grupos de trabajo que sean capaces de proponer un proyecto de racionalización del gasto, con representación de los trabajadores del propio centro.
CSI-F espera que con este anuncio, la Comunidad de Madrid rectifique y no ponga en marcha estas medidas.De no ser así esta organización está dispuesta a seguir con las medidas de presión suficientes para lograr los objetivos aquí mencionados, siempre con la unión de todos los representantes de los empleados públicos con representación en la Comunidad de Madrid.

Ver Galería