¿Por qué CSI-F no va a la huelga?
12 de Noviembre de 2012

12 Noviembre -

Los acontecimientos económicos y sociales que se vienen sucediendo desde hace al menos tres años, cuando los efectos de la crisis comenzaron a manifestarse con mayor virulencia, nos han situado a los empleados públicos y a los trabajadores del sector privado en una posición muy difícil. En este contexto, desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), hemos adoptado una serie de decisiones muy meditadas, sin perder de vista nunca nuestra posición y el papel que jugamos en la defensa de los servicios públicos, de los empleados públicos y del conjunto de los trabajadores.

También en esta ocasión, nuestra postura ha sido tomada analizando la información, datos y opiniones de todos y cada uno de los sectores que forman parte de nuestra organización, así como el sentir de nuestras bases, a las que nos debemos en último término.
No nos hemos dejado llevar por lo políticamente correcto, a ojos de un determinado sector de opinión, ni por la inercia de los sindicatos de clase, aunque respetemos su decisión. Ha sido una decisión difícil, meditada, que se ha adoptado con independencia, transparencia, de manera democrática y con un profundo debate.

Y no vamos a convocar fundamentalmente por tres razones:
1) Nuestra responsabilidad ante la situación social y económica del país: la huelga no es conveniente en la situación actual. Vivimos uno de los momentos más críticos de nuestra historia reciente y de aquí a final de año nos jugamos el futuro de nuestro país. La huelga general no es el instrumento más idóneo cuando se está dilucidando o especulando sobre un posible rescate a España.
2) La apertura de la negociación: el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se ha comprometido por escrito con CSI-F, CC.OO y UGT a abrir las mesas de negociación sobre las condiciones laborales de los trabajadores, que llevan meses bloqueadas; han sido meses de inacción, imposición, recortes y políticas de hechos consumados.
Es necesario el dialogo para modernizar la Administración Pública: mejorar la eficacia y eficiencia, aumentar la calidad, la profesionalización y además potenciar la motivación, la imagen social y la dignidad de los empleados públicos. Es imprescindible reconocer la pérdida de poder adquisitivo que hemos sufrido en los últimos años.

3) Razones de carácter político para preservar la independencia y los principios del sindicato. Consideramos que la huelga tiene un claro componente político, se vincula a un referéndum y se está capitalizando de manera velada por partidos que son igualmente responsables en nuestra situación económica y que, aunque ahora estén en la oposición, cuando gobernaron emprendieron también severos recortes sobre el empleado público y la población en general.
Nuestra organización es de carácter profesional e independiente. Tenemos todo el derecho y la legitimidad a serlo y no podemos seguir la estela de ningún interés político ajeno a nuestras reivindicaciones laborales y de servicio público. Además, este referéndum se pide coincidiendo con las elecciones catalanas y la propia huelga se realiza en plena campaña electoral. Esto es un hecho inédito. CSIF no va a romper su compromiso tácito de no hacer huelga en estos periodos.

Ahora bien. Que nadie se piense que esta decisión supone una carta blanca al Gobierno. Vamos a seguir defendiendo los intereses de los trabajadores con las medidas de presión que consideremos más oportunas. Vamos a seguir en la calle, manifestándonos y elevando la voz contra las decisiones que consideremos injustas. Desde CSI-F les decimos a todos los políticos que sí se pueden mantener las pensiones, la Sanidad, la Educación, la Justicia, la Seguridad...

Lo que no se puede mantener son los aeropuertos peatonales, las decenas de miles de asesores, los ERE fraudulentos, las embajadas autonómicas en el extranjero, las duplicidades administrativas, el saqueo de las cajas de ahorros, los gastos ineficaces, ineficientes e innecesarios.

Hay que acabar con la politización de las administraciones. Eso es lo que no se puede mantener.

Miguel Borra Presidente Nacional CSI-F Central Sindical Independiente y de Funcionarios.