PRENSA_ CSIF rechaza los "globos sonda del copago" y apuesta por una cartera básica y recortar en cargos de libre designación
13 de Abril de 2012

En el marco del VIII Congreso Nacional de este sindicato

SEVILLA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Sector Nacional de Sanidad de CSIF, Fernando Molina, ha rechazado los "globos sonda sobre el copago" que, a su juicio, está planteando estos días en materia de asistencia sanitaria el Ejecutivo central "con las continuas contradicciones surgidas entre miembros del Gobierno y del PP en este asunto", toda vez que ha apostado por "desarrollar" una cartera básica de servicios para el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS) y que se "recorte" los cargos de libre designación.

En declaraciones a Europa Press previas a la inauguración del 'VIII Congreso Nacional de Sanidad de CSIF', que ha arrancado este miércoles en Sevilla, Molina ha apostado por "mejorar la coordinación" entre la atención primaria y la especializada como un mecanismo "que no sólo mejoraría la atención al paciente, sino que además ahorraría en muchas ocasiones una duplicidad de pruebas o la realización de otras innecesarias, con el consiguiente ahorro".

El dirigente sindical, quien también ha pedido al Ejecutivo que preside Mariano Rajoy una 'hoja de ruta' que garantice la viabilidad y la sostenibilidad del sistema "sin perjudicar a los ciudadanos ni deteriorar los actuales niveles de calidad asistencial", ha advertido de la imagen que está dando el Ejecutivo con los "continuos globos sonda sobre posible introducción del copago, el acceso y restricciones a los medicamentos y las contradicciones surgidas entre representantes del Gobierno y del PP".

"Estamos asistiendo a un maremágnum de propuestas que es inadmisible, teniendo en cuenta que se está hablando de uno de los pilares fundamentales de nuestro sistema del bienestar", ha reprochado Molina, quien ha pedido al Gobierno que explique "con claridad" sus propuestas para que "todo el mundo sepa a qué atenerse", al tiempo que no ha descartado la introducción de un modelo de gestión público-privado, "siempre y cuando no perjudique a los usuarios y sentando a todos en una negociación".

"Mañana jueves tenemos precisamente una ponencia en nuestro congreso que girará sobre la sostenibilidad del sistema y seguramente saldrán este tipo de cuestiones, aunque hay que debatir muchos", ha matizado Molina, quien sí ha admitido que los usuarios pueden relativizar que exista un modelo de gestión público o público-privado "si se le atiende bien, no ven reducida su calidad en la asistencia y no le supone gastos adiciones".

En cualquier caso, Molina ha insistido que el nuevo modelo de gestión que salga "deberá contar con los profesionales sanitarios si pretende mantener la calidad de la Sanidad".

Además, ha defendido otras propuestas "alternativas a los recortes asistenciales", entre las que ha citado un "recorte en cargos de libre designación" y que se "profesionalice" la gestión de los centros asistenciales "en lugar de poner al frente de estos centros a personas de confianza o con criterios partidistas".

Del mismo modo, ha apostado por establecer protocolos que garanticen un uso más eficiente de la tecnología sanitaria y un estudio "riguroso" en el sector sanitario para "eliminar duplicidades administrativas y en la gestión".

NO A LOS RECORTES DE PLANTILLA

Por contra, ha avisado de que los recortes en las plantillas asistenciales "redundaría necesariamente en una mayor presión asistencial sobre los profesionales" y, por extensión, "en un deterioro de la asistencia".

En este punto, ha lamentado que los Presupuestos Generales para este año "ya contemplan la suspensión de las ofertas públicas de empleo y la tasa de reposición en servicios básicos", lo que supone un "ataque" a la calidad de los servicios públicos.