Los trabajadores de Tragsa vuelven a confiar en CSIF como sindicato que mejor defiende sus intereses
10 de Marzo de 2016
  • CSIF gana sin apenas oposición las elecciones sindicales en los centros de trabajo de Tragsa en Madrid

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en la empresa privada, ha vuelto a ganar las elecciones en los dos centros de trabajo que la empresa pública Tragsa tiene en Madrid, con un resultado de 14 representantes por los 8 que ha obtenido UGT.

Especialmente significativos han sido los resultados en las elecciones celebradas en los servicios centrales de esta empresa pública, donde CSIF, con 9 representantes, ha obtenido el 70% de la representación sindical. Un resultado que tiene más mérito aún porque, tal y como comenta Esther Martin, presidenta de CSIF en los servicios centrales de Tragsa, ha sido un proceso electoral muy complicado. "Han sido las primeras elecciones después de la ejecución del ERE y el ambiente no era el más propicio, por lo que la participación ha sido más baja que en otras ocasiones", señala.

En la delegación de Madrid -sita en Leganés- CSIF también ha ganado las elecciones, con 5 representantes por 4 de UGT. Su presidente, Javier Roldán, destaca el importante apoyo obtenido de los trabajadores de campo y se muestra satisfecho por la renovación de la confianza en el trabajo realizado por CSIF en estos últimos años. Además, CSIF consolida así su presencia estratégica como tercera fuerza en el Comité Intercentros de la empresa.

Estos buenos resultados en Tragsa son los primeros que obtiene CSIF tras la creación de su sector de Empresa Pública, por el que este sindicato ha apostado. Ayer mismo, una representación de este nuevo sector de CSIF y de delegados en Tragsa se reunió con la portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, Matilde Asian, para trasladarle nuestra preocupación por el ERE de Tragsa, que afecta a 555 empleados.

CSIF expresó a la portavoz, tal y como ya hizo con Tragsa el pasado enero, la necesidad de dar prioridad a los 555 personas despedidas en una bolsa de empleo para futuras contrataciones así como la necesidad de la creación de una comisión en la que estaría representada la empresa y los sindicatos que permitiera hacer un seguimiento de los empleados afectados por el ERE, primar su contratación si llegara el caso y establecer mecanismos de formación a este colectivo y trasladándonos su intención de estudiar la propuesta.

Por otra parte, este resultado supone un espaldarazo al crecimiento de CSIF en el ámbito empresarial, restando espacio electoral a las organizaciones sindicales tradicionales y convirtiéndose en una tercera vía alternativa para los trabajadores españoles. En la última semana, CSIF ha continuado con su crecimiento en la empresa privada, obteniendo mayoría absoluta en Dragados en Madrid, con 7 delegados por 3 de CCOO y otros 3 de UGT; revalidado su presencia en Asepeyo, también en Madrid, cuyos trabajadores han renovando la confianza en los dos delegados de nuestro sindicato; y consiguiendo dos delegados en la empresa Guarda Seguridad, los mismos que CCOO y UGT.

CSIF agradece la confianza depositada por los trabajadores, que buscan otras opciones sindicales alternativas, con un perfil profesional, independiente y menos ideológico. Por eso, vamos a centrar todos nuestros esfuerzos en el nuevo curso político para lograr una modificación de la Ley Sindical que permita romper el monopolio de los dos sindicatos tradicionales en el mundo laboral.