Modificación de las Instrucciones sobre medidas organizativas y de prevención para los centros educativos
RESOLUCIÓN CONJUNTA DE LAS VICECONSEJERÍAS DE POLÍTICA EDUCATIVA Y DE ORGANIZACIÓN EDUCATIVA POR LA QUE SE MODIFICAN LAS INSTRUCCIONES DE 9 DE JULIO DE 2020 SOBRE MEDIDAS ORGANIZATIVAS Y DE PREVENCIÓN, HIGIENE Y PROMOCIÓN DE LA SALUD FRENTE A COVID-19 PARA CENTROS EDUCATIVOS EN EL CURSO 2020-2021
29 de Agosto de 2020

RESOLUCIÓN CONJUNTA DE LAS VICECONSEJERÍAS DE POLÍTICA EDUCATIVA Y DE ORGANIZACIÓN EDUCATIVA POR LA QUE SE MODIFICAN LAS INSTRUCCIONES DE 9 DE JULIO DE 2020 SOBRE MEDIDAS ORGANIZATIVAS Y DE PREVENCIÓN, HIGIENE Y PROMOCIÓN DE LA SALUD FRENTE A COVID-19 PARA CENTROS EDUCATIVOS EN EL CURSO 2020-2021.

La comunidad educativa de nuestra región se ha visto afectada y ha debido afrontar unas circunstancias hasta ahora desconocidas como consecuencia de la pandemia por la COVID-19, y ello ha repercutido en el alumnado, en sus familias, en los docentes, en el personal de administración y servicios, en la dirección de los centros, en los gestores educativos y en general, en el conjunto de la sociedad madrileña; y, a pesar de todo ello, esta misma comunidad educativa ha realizado un esfuerzo digno de alabanza y, poniendo de relieve sus cualidades y méritos, ha garantizado la seguridad y el bienestar del alumnado y ha permitido la continuación de su proceso de aprendizaje.

Esta necesidad de adaptarse rápidamente a un nuevo entorno de trabajo ha podido generar una mayor carga de trabajo, dificultando a su vez la conciliación entre la vida profesional y la vida privada. En estas circunstancias, los profesores han demostrado una implicación y una creatividad elogiables, así como una predisposición clara a la colaboración y el trabajo en equipo. Este esfuerzo también se ha llevado a cabo por parte de aquellos padres y tutores a los que, trabajando desde casa, no les ha sido fácil combinar sus tareas profesionales con el cuidado de sus hijos y el apoyo de su aprendizaje.

Estos retos lamentablemente no han finalizado y nos enfrentamos a un inicio de curso inédito, tanto para la Comunidad de Madrid como para el resto de España y el resto de países y regiones del mundo, en el que vamos a tener que adaptarnos a nuevas formas de aprender, enseñar, gestionar, comunicarnos y colaborar.

Nuestros centros docentes son algo más que lugares en los que las personas aprenden, enseñan o adquieren competencias: deben ser también entornos seguros de convivencia que brinden oportunidades para la socialización y aporten un sentido de organización y de comunidad.

Ante el inicio del nuevo curso académico, desde la Consejería de Educación y Juventud, en la medida en que la situación sanitaria ha ido evolucionando, se ha planificado un conjunto de medidas organizativas y de seguridad, en particular las relativas al distanciamiento social, las condiciones sanitarias y la higiene, que conllevan la disponibilidad de recursos suficientes, así como la preparación y adecuación de las instalaciones de los centros docentes para poner en práctica las acciones necesarias que permitan una incorporación segura de los alumnos, personal docente y no docente a las actividades educativas presenciales.

La Orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad, establece las medidas de contención y prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio. En aplicación de la misma, la Resolución conjunta de las Viceconsejerías de Política Educativa y de Organización Educativa por la que se dictan instrucciones sobre medidas organizativas y de prevención, higiene y promoción de la salud frente a COVID-19 para centros educativos en el curso 2020-2021, de 9 de julio de 2020, (en adelante, resolución conjunta de 9 de julio) recoge las previsiones para establecer las medidas organizativas y de prevención higiénico-sanitaria que han de aplicar los centros docentes de la Comunidad de Madrid en el inicio y el desarrollo del próximo curso escolar, en función de las posibles contingencias que puedan producirse en el contexto de crisis sanitaria provocada por la COVID-19.

Se recogen dos tipos de medidas: organizativas y de prevención higiénico-sanitaria frente a la COVID-19. Los centros planificarán el curso 2020-2021 mediante la aplicación de ambos tipos de medidas. Esto supone una responsabilidad compartida de todos los agentes que intervienen en la educación de los alumnos de nuestra Comunidad, tanto de la Consejería de Educación y Juventud como de la Consejería de Sanidad, en aquellas competencias que le son propias, así como de toda la comunidad educativa: equipos directivos, profesores, alumnos, familias y personal de administración y servicios (PAS). También, por supuesto, de ayuntamientos, representantes sociales e instituciones. Es necesario que la reanudación de la actividad educativa presencial de manera segura cuente con la participación de todos, del diálogo y las aportaciones de los distintos agentes citados.

Por último, también se ha tenido en cuenta la Orden comunicada del Ministerio de Sanidad, de 27 de agosto de 2020, mediante la que se aprueba la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública frente al COVID-19 para centros educativos durante el curso 2020-2021.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, y ante la evolución y situación actual de la crisis sanitaria por COVID-19 al inicio del curso escolar 2020-2021, se hace necesario precisar determinados aspectos de la resolución conjunta de 9 de julio, con el objetivo primordial de hacer efectivo el derecho de nuestros alumnos a una educación de calidad.

Por todo ello, se modifican las instrucciones establecidas en la resolución conjunta de 9 de julio en el sentido siguiente:

Primera. Modificación de las instrucciones sobre medidas organizativas y de prevención, higiene y promoción de la salud frente a COVID-19 para centros educativos en el curso 2020-2021, de 9 de julio de 2020....