DEMASIADAS INCERTIDUMBRES CON EL INICIO DE CURSO 2020-2021
19 de Agosto de 2020

DEMASIADAS INCERTIDUMBRES CON EL

INICIO DE CURSO 2020-2021

CSIF Educación Madrid viene reivindicando desde junio pasado las siguientes medidas para la planificación del próximo curso:

- Garantizar las medidas de higiene y prevención establecidas por las autoridades sanitarias.

- Limitación de contactos respetando la distancia de 1.5 metros. Esto supone aumento de plantillas, personal sanitario, bajada de ratios, apoyos, refuerzos, reorganizar espacios, centros, atención a grupos vulnerables, cubrir las bajas.

- Utilización de las nuevas tecnologías y la digitalización y entrega de material apropiado a los docentes.

- Gestión ante la aparición de nuevos casos de Covid19.

- Plan de refuerzo para compensar el tercer trimestre.

- Aprobación de un presupuesto extraordinario para cubrir todo lo anterior.

El pasado 9 de julio firmamos un comunicado con el resto de organizaciones sindicales en el que considerábamos imprescindible una bajada de ratio en las aulas, para asegurar la distancia adecuada, y un aumento de profesorado para la correcta atención del alumnado.

La Administración Educativa de la Comunidad de Madrid debe realizar la inversión económica suficiente para dotar al sistema público de los recursos necesarios en profesorado, y por ello nos comunicó el pasado 26 de julio que incluso se podría aumentar la plantilla en unos 6000 efectivos en el peor de los escenarios.

En la actual situación, mucho nos tememos que nos encontramos en el peor de los escenarios, por todo ello, pedimos a la Administración educativa que en la reunión de la semana que viene, ponga sobre la mesa, datos concretos y creíbles de la cantidad de cupos que tiene previsto contratar y cómo va a gastar el dinero que le va a ser transferido desde el Estado.

CSIF Educación Madrid, ante la incertidumbre del escenario del próximo curso, y con la posible convocatoria de huelga en el sector, exige a la Dirección General una reunión lo más pronto posible en la que se explicite de una vez qué se va a poner en funcionamiento de manera definitiva para el curso escolar que empieza.

Una vez obtenida esa información, y con la premisa de que una huelga en el sector no es nuestra principal prioridad ni es la mejor opción para la educación pública, si las medidas y explicaciones no nos convencen, CSIF Educación Madrid se reserva emprender las medidas de presión y de reivindicación profesional que estime oportunas para evitar un contagio masivo en las aulas durante el curso 20-21.