El Gobierno recortará 5 millones en prestaciones a funcionarios, a partir de julio
26 de Junio de 2014
muface

Los recortes afectan a prótesis dentales, gafas, lentillas y audífonos

El director general de MUFACE comunicó hoy al Consejo General de esta entidad que el Gobierno llevará a cabo un nuevo recorte sobre las prestaciones sociales que reciben los funcionarios, estimado en cinco millones de euros. Esta medida entrará en vigor a partir del mes de julio. Además, avanzó que previsiblemente se congelará la aportación presupuestaria en la atención sanitaria para el próximo ejercicio.

Estos recortes no se corresponden con la supuesta recuperación económica que plantea el Gobierno y vuelve a situar a los empleados públicos como uno de los colectivos más perjudicados, en esta ocasión, con la reforma fiscal y la previsible reducción de ingresos del Estado.

Los recortes afectan fundamentalmente a prestaciones dentarias, tratamientos por ortodoncia (sólo se cubren los procesos iniciados antes de los 18 años y un único tratamiento), prótesis oculares y auditivas.

Así, por primera vez, se implanta un nuevo sistema que subvenciona el 20 por ciento del coste medio de mercado del producto protésico, gafas, cristales, lentillas y audífonos. Muface justifica esta decisión por razones presupuestarias de ajuste del gasto y por la evolución de los precios en el mercado.

En lo que se refiere a la atención sanitaria, se congelará la aportación del Estado por segundo año consecutivo, lo que afectará nuevamente a las cuentas de la entidad, que ya se han visto reducidas en más de mil millones de euros en los últimos cinco años. Esta situación se ve agravada por el progresivo envejecimiento de la población atendida y el hecho de que no entren en el sistema nuevos mutualistas.

A lo largo del mes de julio, CSI-F va a llevar a cabo movilizaciones en todo el Estado para reclamar la convocatoria de la mesa de negociación para que los empleados públicos recuperen los derechos perdidos durante la crisis económica. Si el Gobierno no atiende nuestras reivindicaciones el clima de conflictividad se agravará en septiembre.