CSIF firma los protocolos contra diferentes tipos de acoso y violencia en el trabajo y el acuerdo de mejora de la IT
19 de Abril de 2017

CSIF y el resto de sindicatos en la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos en la Comunidad de Madrid, junto con la presidenta de la región, Cristina Cifuentes, han firmado hoy los Protocolos contra el Acoso en el Trabajo, contra todo tipo de Violencia en el Trabajo y el Acuerdo para la mejora del régimen de protección de los empleados públicos de la región en situación de incapacidad temporal (IT), en un acto en la sede de la Comunidad, la Real Casa de Correos. A continuación, ofrecemos un extracto del discurso del presidente de CSIF Madrid, Manuel González Molina, tras la firma de estos tres importantes acuerdos:

"Hace mes y medio, tras unas largas y duras negociaciones, conseguimos llegar a un acuerdo en la Mesa General de Empleados Públicos para la puesta en marcha de los protocolos de prevención y actuación frente a todos los tipos de violencia y de acoso en el trabajo, que acabamos de firmar, y para mejorar las situaciones de incapacidad temporal por contingencias comunes, que también hemos firmado hoy.

Pese a las arduas jornadas de trabajo creo que el esfuerzo ha valido la pena. Con estos acuerdos, nuestra Comunidad se convierte en pionera en adaptar al ámbito autonómico el protocolo nacional contra las agresiones a los empleados públicos. Con este documento hemos mejorado la definición que se hacía en el protocolo de ámbito nacional de ciertas situaciones de violencia externa que, lamentablemente, sufren muchos empleados públicos a diario y que hasta hace no tanto quedaban, en no pocos casos, impunes.

Ya lo dijimos tras alcanzar el acuerdo en la Mesa General el pasado mes de marzo y lo repetimos ahora: como sindicato representativo en el ámbito público, en CSIF nos felicitamos de que ambos preacuerdos recojan la práctica totalidad de nuestras reivindicaciones en este sentido tanto a nivel nacional como autonómico. Los 150.000 empleados públicos de la Comunidad de Madrid cuentan a partir de ahora con una herramienta útil para definir qué situaciones pueden considerarse acoso, para prevenir con eficacia dichas situaciones y para saber cómo actuar en caso de que se produzcan.

En virtud del Protocolo contra el Acoso en el Trabajo (psicológico, sexual, por razón de sexo u orientación sexual, o discriminatorio), cada Consejería u organismo debe declarar formalmente, por escrito, que rechaza todo tipo de conducta que sea constitutiva de acoso, "sin atender a quién sea la víctima o el acosador ni cuál sea su rango jerárquico". Eso es lo importante de este acuerdo: que insta a todos los organismos a establecer una cultura contra el acoso, declarando el derecho de los empleados públicos a recibir un trato respetuoso y digno.

Por su parte, el Protocolo contra todo tipo de Violencia en el Trabajo da respuesta a los riesgos que afectan a la salud de los empleados públicos por el trabajo que realizan y que van más allá de los accidentes laborales comunes: se trata de los riesgos derivados de la interrelación con otras personas que se traducen, en ocasiones, en comportamientos violentos que conllevan un importante riesgo para la salud. Los trabajadores de las oficinas de empleo, de las comisarías donde se renuevan pasaportes o DNI, o los profesores saben perfectamente de lo que hablo.

CSIF siempre ha sido firme contra todo tipo de violencia y en especial contra la ejercida contra las personas que se limitan a hacer su trabajo. TOLERANCIA CERO frente a todo tipo de agresión que puedan sufrir los empleados públicos en el desempeño de sus funciones. Para ello, la Administración regional pondrá todos los medios preventivos a su disposición con el fin de lograr un entorno laboral libre de violencia y, en caso de agresión, dar un apoyo integral al empleado público afectado.

Finalmente, el Acuerdo para la mejora del régimen de protección de los empleados públicos de la región en situación de incapacidad temporal (IT) deja menor margen de discrecionalidad o interpretación a las unidades de personal a la hora de valorar las IT, lo que supone una mayor seguridad jurídica para todos los empleados públicos.

Con este camino emprendido por la Administración regional se ha comenzado a revertir los recortes en materia de incapacidad temporal que se pusieron en marcha en 2011 (RD 20/2012). Para CSIF, si algo consiguieron los recortes en IT fue el presentismo: es decir, que los trabajadores acudieran a su puesto incluso estando enfermos ante el temor a perder el empleo o ver disminuida su nómina.

Afortunadamente, somos los primeros en acabar con una situación tan injusta para los empleados públicos y que ha durado demasiado tiempo.

Muchas gracias".

Ver Galería