CSIF solicita a la Consejería de Educación la realización de test rápidos a los docentes que hayan impartido clase en un aula confinada y la urgente regulación del teletrabajo.
18 de Noviembre de 2020

CSIF, exige a la Consejería de Educación la realización de test rápidos de detección del Covid-19 a los docentes cuando hayan impartido clases en un aula confinada o que hayan tenido contacto con un alumno positivo para evitar posibles contagios al seguir impartiendo clases en los centros educativos.

La necesidad de la realización de estos test de antígenos rápidos es clara, su resultado se sabe en pocos minutos y permitiría evitar que no sean transmisores del virus cuando cambien de clase y de grupo.

Actualmente, los alumnos que han sido confinados, positivos o no, continúan con la enseñanza telemática desde sus domicilios mientras que los docentes siguen con su actividad presencial en el centro. Por ello, apostamos por una inminente regulación del teletrabajo.

En este sentido, desde CSIF recordamos a la Consejera que el docente tiene que aumentar su carga de trabajo al compaginar la actividad lectiva asistencial con la telemática por lo que es urgente esta regulación ya que se está realizando sin la pertinente adaptación de la orden de Función Pública aprobada en septiembre pasado, a través de métodos propios y fuera del horario laboral.

Exigimos también, el pago a los coordinadores Covid en los centros educativos sea con efectos retroactivos a septiembre 2020. Pues, entre las muchas funciones de los coordinadores se encuentran, entre otras, las de rastrear los contactos estrechos, rellenar los anexos y enviarlos a salud pública, llamar a las familias de todos los contactos estrechos siempre que salud pública lo solicite, comunicar al alumnado o profesorado cuándo y dónde deben acudir a realizarse la PCRs, así como coordinarse con los servicios de limpieza del centro informándoles de las aulas y puestos que deben limpiar y desinfectar. También deben realizar el seguimiento del alumnado confinado y apoyar a las familias, tratar de controlar las personas que en el centro educativo inician síntomas compatibles y la identificación precoz de los casos, además de la formación del alumnado y profesorado en protocolo COVID.