Reformar la Ley de Universidades y aprobar un Estatuto del Personal Docente e Investigador objetivos claves para el nuevo curso universitario
- CSIF exigirá la modificación de los criterios de evaluación del profesorado de la ANECA y soluciones a la inestabilidad y precariedad de miles de docentes laborales e interinos
- El Gobierno debe proceder a mejorar la situación salarial y retributiva de los Profesores Asociados y a la publicación inmediata del Estatuto del Personal Investigador en Formación
30 de Agosto de 2018

La universidad española necesita consenso político para afrontar una serie de reformas que deberían empezar por una nueva Ley de Universidades (la actual Ley Orgánica Universidades es del 2001 con una modificación en el 2007) que favorezca su desarrollo, modernización e internacionalización en un marco de compromiso con la educación pública. CSIF comparte la opinión generalizada que reclama que la ciencia, la innovación y la universidad deben convertirse en pilares fundamentales para mejorar la competitividad, favorecer la cohesión social y el crecimiento de España.

En esta línea, CSIF ya ha manifestado a Pedro Duque, Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, que el sistema universitario español necesita de manera urgente mejorar su financiación así como incrementar el porcentaje de PIB destinado a la I+D+i. También le ha transmitido que los profesores universitarios reclaman desde hace años la negociación de un Estatuto del Personal Docente e Investigador que regule el acceso, la promoción, las condiciones de trabajo, la carrera profesional y la orientación docente o de investigación de más de 118.000 profesores de las universidades públicas españolas.

CSIF va a exigir soluciones para acabar con la inestabilidad y precariedad del profesorado laboral temporal: Titulares y Contratados Doctores interinos, Sustitutos, Ayudantes, Ayudantes Doctores y Asociados. El sindicato recuerda que según los últimos datos oficiales el porcentaje de profesorado universitario estable sólo alcanza el 57’2% a nivel nacional. En este sentido se hacen necesarias convocatorias de estabilización y aumentar la oferta de plazas convocadas a la par que generalizar la promoción y la carrera profesional del personal docente e investigador.

Medidas urgentes se necesitan también para mejorar la situación laboral y salarial de unos 25.000 Profesores Asociados que continúan con unas retribuciones ridículas e inaceptables y, en algunas universidades (Alcalá, Autónoma de Madrid, etc.), todavía ven mermadas sus retribuciones durante los meses de verano. El Gobierno debe proceder a publicar de manera inmediata el Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF) según el texto acordado en la reunión negociadora del pasado 13 de abril y que recoge un significativo incremento retributivo y el derecho a indemnización por finalización de contrato para más de 10.000 jóvenes investigadores.

Por último, CSIF insiste en modificar a partir de noviembre los criterios de evaluación del profesorado de la Agencia de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Los datos parciales de la actual evaluación confirman el endurecimiento de los criterios y muestran que, con los datos globales, solo se acreditan un 38% de Catedráticos de Universidad y un 52% de Titulares de Universidad con respecto a los acreditados en el sistema anterior.

CSIF Educación