Valoración de CSI-F sobre la llegada del nuevo Ministro de Educación
26 de Junio de 2015
mendezdevigo-500

CSI-F CONSIDERA TARDÍA E IMPROCEDENTE LA LLEGADA DE UN NUEVO MINISTRO DE EDUCACIÓN

A pesar del rechazo generalizado a la gestión de Wert, que ha impuesto una ley de educación que nadie quería e incumplido el compromiso con el profesorado de aprobar el necesario Estatuto Docente que regule sus condiciones laborales y profesionales, en CSI-F consideramos improcedente e inoportuna su salida del Gobierno y el nombramiento del nuevo Ministro.

A cinco meses de las elecciones generales y con la seria amenaza de casi todas las comunidades autónomas de parar la implantación de la lomce para el próximo curso, vemos fuera de lugar el cambio de ministro, máxime cuando el nuevo, Íñigo Méndez de Vigo, no tiene ni ha tenido nunca relación alguna con el mundo educativo.

Sin que sirva de descalificación personal ni profesional, no creemos que sea un letrado de las Cortes Generales y parlamentario europeo el más adecuado para enderezar el tortuoso rumbo de la educación española. Aunque el Ministro entrante sea persona dialogante y con talante conciliador, la educación española necesita de profesionales que conozcan las debilidades del sistema educativo y tengan como horizonte un Pacto de Estado de largo recorrido, para varias generaciones.
Las salidas de Wert y de Gomendio están en el punto de mira de la ciudadanía. Si son salidas forzosa (cese) es tarde, pues el daño ya está hecho. Si son voluntarias, son injustas, pues no merecen ningún premio.
En cuanto al Ministro entrante, le pedimos que constituya cuanto antes la Mesa de Negociación que no se dignó a constituir Wert, que mantenga un diálogo permanente con los sectores de la comunidad educativa, que sepa defender la educación pública como garantía de igualdad de oportunidades, y que acordemos un programa y un calendario de recuperación de todo lo perdido: presupuestos, plantillas, condiciones laborales, salarios del profesorado, apoyos y refuerzos, etc.
Asimismo debe revitalizar un Plan Integral por la Convivencia en los centros educativos, poner en marcha campañas de dignificación de la labor docente y potenciar los centros de titularidad pública.

Madrid, 25-06-2015