El Ayuntamiento de Torres de la Alameda reduce su Policía en un 20% y ahora pretende quitar 754 euros de sus nóminas
16 de Marzo de 2017

La nómina de policías locales de Torres de la Alameda (8.000 habitantes) ha pasado en poco tiempo de 20 agentes a 16, lo que supone un descenso del 20%. Una bajada drástica de efectivos que responde, entre otros motivos, a los distintos menosprecios de la alcaldía de este municipio hacia sus policías, a los que pretende quitar un complemento de productividad, aprobado a través de un decreto en marzo de 2010, y que supone una pérdida para cada agente de 754 euros mensuales (una bajada del 40%).

El alcalde, Carlos Sáez Gismero (PSOE), tras ver frustrada la imposición de una RPT (Relación de Puestos de Trabajo) con multitud de irregularidades —subidas y bajadas arbitrarias de sueldo, entre otras—, tiene la intención de anular dicho complemento. Los policías locales tienen hasta el próximo día 20 para presentar alegaciones al expediente de revocación del decreto.

Tras recibir las alegaciones, el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid realizará un informe y, posteriormente, el Pleno votará para revocar o no el decreto. No obstante, lo que diga la Comunidad será vinculante, por lo que el Pleno no tendrá capacidad de decisión, según ha informado el secretario del Ayuntamiento a CSIF. Los funcionarios de este Ayuntamiento están cansados de que el alcalde no dé la cara por este asunto y se parapete en el secretario del consistorio para llevar a cabo estos recortes.

Mientras tanto, la sección sindical de CSIF en este Ayuntamiento ve cómo la reducción de policías en el pueblo está afectando a la seguridad del mismo, ya que se están produciendo robos en el municipio y no hay suficientes efectivos para atender correctamente las demandas de los ciudadanos. De salir adelante la revocación del decreto del complemento de productividad, todos los policías de esta localidad pasarían a trabajar solo de mañana, como cualquier otro funcionario, con el problema de seguridad que ello supondría para este pueblo.

CSIF también rechaza otros recortes que pretende llevar a cabo el alcalde de Torres de la Alameda, como el cierre de la Escuela Infantil, para niños de 0 a 3 años, con el argumento de que "cuesta mucho dinero al Ayuntamiento y es deficitaria". La Comunidad de Madrid subvencionaba el 30% del coste de cada niño, el Ayuntamiento otro 30% y el resto lo asumían los padres.