El Ayuntamiento de Serranillos del Valle consuma una bajada de sueldo del 35% a sus policías locales
CSIF pregunta al equipo de Gobierno por qué no hace el esfuerzo que pide a la Policía y se baja también el salario
22 de Noviembre de 2016

El Pleno del Ayuntamiento de Serranillos del Valle ha aprobado hoy la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que incluye una bajada del sueldo del 35% a sus policías locales. Esta modificación se ha aprobado pese a la ausencia de dos concejales de la oposición que podrían haber tumbado esta propuesta, ya que los ediles de la oposición (6) suman más que los del Gobierno (5).

En principio estaba previsto que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Serranillos llevara este asunto al pleno del pasado jueves, 17 de noviembre, que finalmente no se llegó a celebrar porque, según informaron, debían realizar una "revisión de cuentas". De esta manera, el pleno se retrasó a hoy martes, día en el que dos ediles del PP no podían asistir porque tenían que acudir a un juicio por malversación en la Audiencia Provincial en el que son acusados.

Antes del pleno de hoy se han celebrado tres reuniones del Ayuntamiento con los sindicatos, los cuales han denunciado a la Inspección de Trabajo que dichas reuniones no se pueden considerar Mesa General de Negociación, al no estar constituidas según marca el Estatuto Básico del Empleado Público. En cualquier caso, en esos encuentros el consistorio no ha admitido ninguna de las alegaciones presentadas por los representantes de los trabajadores.

CSIF considera que la valoración de puestos de trabajo en la Policía del municipio hecha por el Ayuntamiento no es correcta, por no tener en cuenta sus condiciones de trabajo, como es la peligrosidad y penosidad, dedicación plena, etc. El Ayuntamiento ha accedido a incluirles en sus nóminas un complemento personal transitorio a los diez policías actuales, pero, aún así, cada agente perderá unos 300 euros al mes con respecto a lo que cobra actualmente.

De estos diez policías, seis de ellos son BESCAM. Por ellos, el Ayuntamiento percibe anualmente una cantidad de dinero considerable que cubre sus sueldos, uniformidad y equipamientos necesarios para el desarrollo de sus obligaciones. Dinero que, además, no se puede utilizar en ningún otro capítulo que no sea éste.

CSIF considera que esta bajada salarial supone un ataque a la seguridad de dicho municipio. Asimismo, no acaba de comprender por qué el Ayuntamiento sigue insistiendo en que los Policías tienen que sacrificar sus nóminas, mientras que la corporación no se ha sometido a bajada salarial alguna. Por eso, pregunta si el equipo de Gobierno (alcalde, concejales) no deberían hacer un esfuerzo ellos también por el bien general de Serranillos del Valle y sus vecinos bajándose también sus sueldos un 35%.