CSI-F , EN COLABORACIÓN CON EL AYUNTAMIENTO DE MADRID Y DESTACADAS ENTIDADES , CELEBRA LA SEGUNDA JORNADA SOCIOLABORAL SOBRE DROGODEPENDENCIA
14 de Septiembre de 2011

LA SECCIÓN SINDICAL CSI-F MADRID SALUD, EN COLABORACIÓN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID Y DESTACADAS ENTIDADES, CELEBRA LA SEGUNDA JORNADA SOCIOLABORAL SOBRE DROGODEPENDENCIA.

El próximo día 6 de octubre de 2011, CSI-F Madrid-Salud celebra la segunda jornada sociolaboral sobre drogodependencia, con el título "los jóvenes en la encrucijada de sus decisiones".


Esta importante jornada cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, Ministerio de Trabajo e Inmigración y la Tesorería General de la Seguridad Social.


El título de esta Jornada “Los Jóvenes en la encrucijada de sus decisiones”, entendemos recoge con toda claridad, el universo que les rodea cuando se encuentran metidosen este mundo, que y como esperamos se ponga de manifiestoa lo largo de la Jornada, es “otro mundo”.

Por ello, Administraciones públicas, educadores, familias, técnicos, asociaciones, Medios de Comunicación y desde luego el propio joven, deben aunar esfuerzos para que la decisión de abandonar la droga, si ya se está enganchado, sea firme y sin vuelta atrás o y en esto es en donde se debe hacer hincapié, en la prevención, se rechace cualquier coqueteo con ellas.
La sociedad debe tomar conciencia de que no se puede banalizar, ni siquiera mínimamente, cualquier
información que tenga relación con las drogas. El cerco tiene que ser total y los jóvenes comprender

que son peligrosas, que no se entra y se sale del consumo a voluntad, que atrapa, que anula, que aísla, y
que aniquila por dónde pasa, ya sea personal, familiar o socialmente.
Por tanto hay que jugársela con la prevención y sin dudar ni un solo instante con la rehabilitación. Hay
que cambiar el rol, habrá que empezar a pensar en ellos como enfermos y por tantos con necesidades
cuando el cuadro clínico agudo haya remetido. Las distintas Administraciones no pueden permitir que

por falta de esa ayuda en el punto intermedio que va desde el dejar de consumir hasta estar libre de
tentaciones, el desanimo, el rechazo, a veces y la falta de horizontes y de estímulos, haga que vuelvan a
la casilla de salida.

El compromiso es de todos, y no vale con decir, que la crisis nos obliga ahora a elegir las inversiones
públicas.


Esta jornada cuenta con la participación de prestigiosos profesionales de Madrid Salud, Policía Municipal y Proyecto Hombre.

Inscripciones:

Calle Santa Engracia 73, Entreplanta
Teléfono: 91. 133.26.95

LUGAR DE CELEBRACIÓN:

Salón de Actos de la Tesorería de General de la Seguridad Social. C/ Astros, 5 ~

La sociedad debe tomar conciencia de que no se puede banalizar, ni siquiera mínimamente, cualquier
información que tenga relación con las drogas. El cerco tiene que ser total y los jóvenes comprender
que son peligrosas, que no se entra y se sale del consumo a voluntad, que atrapa, que anula, que aísla, y
que aniquila por dónde pasa, ya sea personal, familiar o socialmente.
Por tanto hay que jugársela con la prevención y sin dudar ni un solo instante con la rehabilitación. Hay
que cambiar el rol, habrá que empezar a pensar en ellos como enfermos y por tantos con necesidades
cuando el cuadro clínico agudo haya remetido. Las distintas Administraciones no pueden permitir que
por falta de esa ayuda en el punto intermedio que va desde el dejar de consumir hasta estar libre de
tentaciones, el desanimo, el rechazo, a veces y la falta de horizontes y de estímulos, haga que vuelvan a
la casilla de salida.
El compromiso es de todos, y no vale con decir, que la crisis nos obliga ahora a elegir las inversiones
públicas. La sociedad debe tomar conciencia de que no se puede banalizar, ni siquiera mínimamente, cualquier
información que tenga relación con las drogas. El cerco tiene que ser total y los jóvenes comprender
que son peligrosas, que no se entra y se sale del consumo a voluntad, que atrapa, que anula, que aísla, y
que aniquila por dónde pasa, ya sea personal, familiar o socialmente.
Por tanto hay que jugársela con la prevención y sin dudar ni un solo instante con la rehabilitación. Hay
que cambiar el rol, habrá que empezar a pensar en ellos como enfermos y por tantos con necesidades
cuando el cuadro clínico agudo haya remetido. Las distintas Administraciones no pueden permitir que
por falta de esa ayuda en el punto intermedio que va desde el dejar de consumir hasta estar libre de
tentaciones, el desanimo, el rechazo, a veces y la falta de horizontes y de estímulos, haga que vuelvan a
la casilla de salida.
El compromiso es de todos, y no vale con decir, que la crisis nos obliga ahora a elegir las inversiones
públicas. La sociedad debe tomar conciencia de que no se puede banalizar, ni siquiera mínimamente, cualquier
información que tenga relación con las drogas. El cerco tiene que ser total y los jóvenes comprender
que son peligrosas, que no se entra y se sale del consumo a voluntad, que atrapa, que anula, que aísla, y
que aniquila por dónde pasa, ya sea personal, familiar o socialmente.
Por tanto hay que jugársela con la prevención y sin dudar ni un solo instante con la rehabilitación. Hay
que cambiar el rol, habrá que empezar a pensar en ellos como enfermos y por tantos con necesidades
cuando el cuadro clínico agudo haya remetido. Las distintas Administraciones no pueden permitir que
por falta de esa ayuda en el punto intermedio que va desde el dejar de consumir hasta estar libre de
tentaciones, el desanimo, el rechazo, a veces y la falta de horizontes y de estímulos, haga que vuelvan a
la casilla de salida.
El compromiso es de todos, y no vale con decir, que la crisis nos obliga ahora a elegir las inversiones
públicas.