CSIF alerta de la falta de previsión de numerosos municipios de Madrid ante la jubilación anticipada de los policías locales
- Se espera que tanto en la capital como en otras localidades muchos agentes se acojan a la prejubilación sin que haya planes previstos para suplir estas bajas de manera inmediata
- El Gobierno aprobará previsiblemente mañana la medida, que entraría en vigor el 2 de enero
13 de Diciembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en Policía Local a nivel nacional, alerta del gran problema que van a tener muchos ayuntamientos de la Comunidad, entre ellos el de la capital, ante la aprobación previsiblemente mañana del Real Decreto que regula la jubilación anticipada de la Policía Local a los 59 años y cuya entrada en vigor está prevista para el próximo 2 de enero.

En virtud de esta modificación legislativa, numerosos agentes se podrán acoger a la prejubilación en sólo unos días. Y ello puede provocar un déficit de policías locales tanto en Madrid capital como en otros municipios de la Comunidad, lo que puede generar una sobrecarga de trabajo en los agentes que continúen en sus puestos, además de un problema de seguridad en las localidades que lo sufran, al contar con menos efectivos.

En la ciudad de Madrid, cerca de 1.000 policías municipales podrían dejar de prestar servicio si se acogen a esta medida. En la actualidad, la capital cuenta con unos 6.000 agentes, pese a que por plantilla municipal debería tener 7.000.

Por tanto, la entrada en vigor de la jubilación anticipada podría dejar a la capital con un déficit de 2.000 agentes (1.000 que pueden acogerse a la prejubilación más los 1.000 que faltan en la actualidad). Si todos los agentes que reúnan los requisitos se acogen a este derecho, los 5.000 policías municipales que queden tendrán que cubrir los tres turnos diarios, más las unidades y dispositivos especiales. A juicio de CSIF, con esta reducción de plantilla se va a hacer imposible cumplir con los criterios de seguridad de una gran ciudad como Madrid y con el resto de cometidos de la Policía Municipal.

Esta situación de inseguridad por la falta de agentes se puede dar también en el resto de municipios madrileños que no han previsto las numerosas bajas que se pueden producir y no han realizado las correspondientes convocatorias de plazas para la incorporación inmediata de agentes. No obstante, desde CSIF consideramos que están a tiempo de realizar estas convocatorias, aunque haya un déficit de agentes durante unos meses y pese a que la Ley de Presupuestos Generales ya habilitaba a todos los municipios a llevarlas a cabo.

Y es que tras las movilizaciones del colectivo de Policía Local, que culminaron con una gran manifestación en Madrid el pasado 23 de mayo, el Congreso de los Diputados incluyó una enmienda de última hora en los Presupuestos Generales del Estado por la que introduce un tipo de cotización adicional al colectivo de policía local a partir de la entrada en vigor de la norma que regule el adelanto de la jubilación.

Es decir, todos los policías locales de España tendrán que pagar de por vida un sobrecoste en sus cotizaciones mensuales a la Seguridad Social, lo que financiará que en un futuro puedan acogerse a esta jubilación anticipada. Según el Real Decreto que previsiblemente se aprobará mañana, a partir de los 59 años de edad todos los agentes locales puede prejubilarse siempre que cumplan una serie de requisitos.

En España, hay cerca de 70.000 policías locales, de los cuales un porcentaje amplio tiene más de 55 años. Por tanto, con esta medida se trata de renovar con nuevos efectivos una plantilla a todas luces envejecida.

Por su parte, la Seguridad Social ya tiene todo previsto para que los policías que así lo deseen, y que cumplan con los requisitos, puedan solicitar su jubilación anticipada el mismo 2 de enero.