El colapso en los juzgados mercantiles de Madrid pone de relieve el déficit de funcionarios, como ya alertó CSIF en 2017
- CSIF responde al presidente del TSJM que alejar la justicia de las mujeres maltratadas podría suponer una doble victimización
26 de Julio de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en el sector Justicia a nivel nacional, considera que el incremento de demandas que soportaron durante el año pasado los juzgados mercantiles de la Comunidad de Madrid, según la Memoria de 2017 del TSJM presentada ayer, pone de relieve la insuficiente plantilla de funcionarios en esta jurisdicción en la región.

Así se lo expuso este sindicato a la entonces directora general de Justicia en sendos escritos de junio y octubre de 2017, en los que alertaba de la “difícil situación” que atravesaban los funcionarios del cuerpo de Auxilio Judicial de estos juzgados. Para CSIF, la dotación 12 funcionarios de Auxilio Judicial para los 12 jueces titulares, más los cuatro de refuerzo, es claramente insuficiente debido a la elevada carga de trabajo de los Juzgados de lo Mercantil durante los últimos años.

En un escrito fechado el 12 de junio de 2017, CSIF señaló que el refuerzo de jueces no se vio correspondido con “el nombramiento de un número suficiente de funcionarios”. “Muy al contrario, se ha mantenido una plantilla ya de por sí muy sobrecargada y, especialmente, la de los funcionarios del cuerpo de Auxilio que deben asistir a todas las vistas que se señalan”, añadía la misiva firmada por el presidente de CSIF Justicia Madrid, Juan José Carral.

Juzgados de Violencia sobre la Mujer

Por otra parte, CSIF entiende que la solución propuesta por el presidente del TSJM, Francisco Javier Vieira, de que los Juzgados exclusivos de Violencia sobre la Mujer tengan alcance comarcal y asuman asuntos de otros partidos judiciales cercanos podría suponer una doble victimización.

“Alejar la justicia de las mujeres maltratadas supondría una doble victimización y un perjuicio añadido, porque se las obligaría a tener que desplazarse a otro partido judicial para pedir amparo a la justicia”, ha afirmado Juan José Carral, que añade que esta medida, de llevarse a cabo, habría de ser negociada previamente con los sindicatos porque también afectaría a numerosos empleados públicos.

CSIF ha detectado en los últimos años un incremento bastante significativo de carga de trabajo en estos juzgados como consecuencia del aumento de competencias, por lo que, con la medida planteada por el presidente del TSJM podríamos caer en el riesgo de colapsar unos órganos judiciales que funcionan relativamente bien.

Este sindicato insta a que se busquen fórmulas para adaptar los servicios de guardia en materia de violencia de género, con el fin de que alcancen a todas las mujeres víctimas de malos tratos en la Comunidad de Madrid.