NOTA DE PRENSA. CSI-F Madrid expresa su protesta ante las medidas anunciadas por el Gobierno autonómico
21 de Diciembre de 2011

CSI-F Madrid expresa su más enérgica protesta ante las medidas anunciadas por el Gobierno Regional ya que suponen una modificación a la Ley de Acompañamiento de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad de Madrid.

Los empleados públicos no somos culpables, como la mayoría de ciudadanos de este país, somos una víctima más de la crisis económica a la que hemos sido abocados por circunstancias ajenas a nuestro trabajo. Desde CSI-F pedimos responsabilidad al Gobierno Autonómico para dejar de asociar déficit público con servicios públicos.

Los empleados públicos de esta Comunidad están al servicio de todos los ciudadanos y cumplen una función social y laboral de máxima importancia. Los empleados públicos ya hemos demostrado nuestro compromiso con la recuperación económica de este país asumiendo recortes salariales y merma de derechos profesionales con Gobiernos Autonómicos y el anterior Gobierno del Estado .

CSI-F considera, además, que las medidas adoptadas van dirigidas a reducir tanto la calidad como el número de servicios que el ciudadano está recibiendo de los empleados públicos. La aplicación de estas medidas va a suponer, según nuestras estimaciones, el despido de más de 8000 trabajadores.

CSI-F muestra su preocupación ante estas medidas que conducen directamente a incrementar las cifras de desempleo en este país, deteriorar los servicios públicos y como consecuencia, retrasar la tan necesaria recuperación económica.

Ante la continua campaña de desprestigio al que están siendo sometidos los servicios públicos, tanto por parte de la Administración como desde foros empresariales, CSI-F exige que se reconozca la importancia y el valor del trabajo que desempeñan los empleados públicos tanto, para la marcha del país, como para el bienestar del total de la ciudadanía, y, que las Administraciones dejen de culparnos de las consecuencias de la crisis motivadas por una mala administración del dinero público así como, por la falta de control por parte de los responsables políticos del sistema financiero.

CSI-F exige al Gobierno de la Comunidad de Madrid una negociación urgente y previa a cualquier decisión que afecte gravemente a las condiciones laborales y económicas de los trabajadores de sus Administraciones.

LOS EMPLEADOS PÚBLICOS NO SOMOS CULPABLES DE LA CRISIS.
SEGUIMOS DEFENDIENDO LO PÚBLICO.