CSIF solicita que se permita, con carácter permanente, el disfrute de vacaciones y permisos hasta el 31 de mayo del año siguiente.
Entendemos que hay motivos suficientes para que la flexibilidad en el disfrute de vacaciones y permisos por asuntos particulares, acordada para el año 2020, adquiera carácter de norma general.
02 de Junio de 2021

Como todos sabemos, con fecha 22 de Junio de 2020, y fruto de la reclamación realizada por CSIF Justicia Madrid, se dictó resolución por la Dirección General de Recursos Humanos, por la que se establecía que "Las vacaciones y días de asuntos particulares devengados en el año 2020, podrán disfrutarse hasta el 31 de mayo de 2021”.

Pese a que la flexibilidad del periodo de disfrute máximo de vacaciones y permisos devengados en el año 2020, se acordó sólo para ese año y justificándolo por la situación de crisis sanitaria, desde CSIF Justicia Madrid nos hemos dirigido por escrito a la Dirección General de Recursos Humanos solicitando que la medida se convierta en norma de carácter general y permanente.

Desde CSIF, consideramos que la ampliación del periodo de disfrute de vacaciones y permisos por asuntos particulares es una medida que no conlleva ningún efecto negativo, muy al contrario, comporta múltiples ventajas que operan tanto en beneficio de los funcionarios como del servicio público. Por un lado, supone una importante medida de conciliación de la vida personal y laboral de todos los funcionarios de Justicia, puesto que permite una mejor organización de los días de descanso para solventar adecuadamente las vicisitudes e incidencias de carácter personal y familiar que se nos puedan presentar. Por otro lado, se minimizan los supuestos de conflicto por falta de acuerdo entre funcionarios de un mismo órgano a la hora de disfrutar vacaciones, e indirectamente, permite incrementar el número de trabajadores que, en un momento dado, prestan servicio en el centro de trabajo, lo que implica una mejor atención al público y profesionales y redunda, sin duda, en beneficio del servicio público que es la Administración de Justicia.

Se trata de razones de peso que justifican que la medida tenga vocación de permanencia, y por ello hemos solicitado a la Dirección General de Recursos Humanos que dicte resolución por la que se permita, con carácter general y permanente, que los días de vacaciones y permisos por asuntos particulares, tanto los correspondientes al año natural como los derivados de la antigüedad, se puedan disfrutar hasta el 31 de mayo del año siguiente en el que se generaron.