CSIF, STAJ y CCOO PRESIONAN A LA CONSEJERÍA DE JUSTICIA PARA NEGOCIAR LA REGULACIÓN DEL TELETRABAJO GARANTIZANDO LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.
LOS TRES SINDICATOS HAN RECHAZADO EL ULTIMÁTUM DE LA CONSEJERÍA EXIGIENDO FIRMAR UN ACUERDO AVALANDO LA PRIMERA Y ÚNICA PROPUESTA QUE HA PRESENTADO EN MESA SECTORIAL SIN PERMITIR NEGOCIAR SU CONTENIDO.
26 de Marzo de 2021

El pasado día 23 de marzo, la Consejería de Justicia había convocado reunión de Mesa Sectorial de Negociación con un único punto en el orden del día: Teletrabajo. En dicha reunión, entregó a los sindicatos representativos una propuesta que ni siquiera había adelantado previamente para su estudio, anunciando su propósito de no negociar su contenido y reclamando, casi exigiendo, a los sindicatos su aceptación de forma inmediata, no más tarde del día 25 de marzo, mediante la firma de un acuerdo con la amenaza de retirar la propuesta hasta pasadas las elecciones de la Comunidad de Madrid convocadas para el día 4 de mayo.

La propuesta de la Consejería, la primera que ha llevado a Mesa Sectorial parte, casi en su integridad, de la Resolución del Ministerio de Justicia (que aún está pendiente de publicación) y aunque incorpora algunas modificaciones de mejora, otras no lo son; mantiene los aspectos más negativos de la citada resolución; se niega a incorporar, para su regulación, importantes aspectos sobre el teletrabajo que la Resolución del Ministerio, documento inicial a adaptar a través de la negociación por cada ámbito en base a sus particularidades, establece que deberán negociar las Administraciones competentes (esto es las Comunidades autónomas con competencias transferidas) lo que aboca a los trabajadores a una mayor desprotección, a más inseguridad jurídica e incertidumbre. La Consejería prefiere no negociar regulación alguna, no asumir responsabilidades con el personal y, seguir dejando todas las decisiones a los LAJ y al Secretario de Gobierno.

La Consejería de Justicia volvió a convocar ayer, día 25 de marzo, a los sindicatos representativos pero, lamentablemente, sin dar ni una sólo oportunidad a la negociación y con el único interés electoral de formalizar la firma de un acuerdo a su propuesta.

CSIF, STAJ y CCOO denunciaron duramente el ninguneo a un derecho fundamental de los trabajadores como es el derecho a la negociación colectiva por parte de los responsables de la Consejería, y la utilizan de la amenaza o el chantaje para lograr la adhesión de organizaciones sindicales, en éste caso, a su propuesta de teletrabajo que, a pesar de su esperada regulación en la Administración de Justicia de la Comunidad de Madrid, no ha merecido para la Consejería ni el esfuerzo de una sola reunión de negociación, pese a haberse comprometido a negociarlo una vez se lo hubiera hecho llegar Ministerio.

En estas condiciones Los tres sindicatos HEMOS RECHAZADO firmar la propuesta de la Administración, rechazo motivado, además, en varias razones de fondo, entre ellas las siguientes:

1º) No se adapta la propuesta a las circunstancias y situación de la Administración de Justicia madrileña.

2º) No se establece la forma de presentación de las solicitudes de teletrabajo a pesar de estar determinado que ello corresponde a cada Administración competente (es decir, al Ministerio ó a las CCAA transferidas). Esto implica (como, lamentablemente, ya se está dando con demasiada frecuencia en la Comunidad de Madrid) que la solicitud del funcionario pueda perderse en algún cajón, correo o aplicación de los responsables funcionales (LAJ, Fiscal) y no llegue a tramitarse.

3º) Pese a la muy negativa experiencia en la Comunidad de Madrid que causa graves perjuicios a los trabajadores, se mantiene la absurda doble instancia para la tramitación de la solicitud de teletrabajo hasta que ésta llega a la Consejería: ha de presentarse ante el responsable funcional primero (éste, al menos, debe emitir informe en el plazo de tres días) quien la elevará, a su vez, al Secretario de Gobierno o Fiscal Jefe, también para emisión de informe pero sin ninguna condición o plazo para ello.

· La Consejería ni siquiera ha aceptado, al menos, incluir un plazo máximo para que el Secretario de Gobierno o Fiscal Jefe emitan su informe ni tampoco que, en caso de ser negativo, se deba dar traslado del mismo al funcionario para que pueda alegar en defensa de su solicitud. O un plazo para resolver independientemente de los informes que se quieran presentar o no asumiendo de esta forma su capacidad de decisión.





4º) Se amplían las facultades de los responsables funcionales (LAJ, Fiscal..) en relación con las condiciones de prestación del teletrabajo incluyendo, además, la posibilidad de que decidan el modo de prestación de la jornada diaria (fraccionada en la modalidad de presencial o teletrabajo), sin ningún criterio objetivo, es decir, con absoluta arbitrariedad.





5º) No establece, pese a que la Resolución del Ministerio determina que debe negociarse en cada ámbito territorial competente, las preferencias o criterios que deben aplicarse para el caso de que el número de solicitantes de teletrabajo supere el límite de un tercio de forma simultánea.





Actualmente son muchos los problemas que existe en relación con las preferencias para acceder al teletrabajo sobre todo cuando no hay posibilidad o acuerdo de turnos rotatorios y que, finalmente, son los responsables funcionales los que imponen su decisión.





6º) Incluye la posibilidad de evaluación de los servicios prestados en la modalidad de teletrabajo pero se niega a negociar, a pesar de venir establecido, para su incorporación a la regulación del teletrabajo en la Administración de Justicia de la Comunidad de Madrid (como así viene determinado expresamente), cuáles serán esos mecanismo de control, que deben ser transparentes y para su conocimiento por el personal que esté o vaya estar teletrabajando.





7º) Se desentiende de la prevención de riesgos del puesto en la modalidad de teletrabajo y no establece ninguna garantía de los derechos del trabajador en caso de accidente en dicho puesto lo que, de no estar regulado, podría tener nefastas consecuencias para él.



Aunque incluye que el trabajador deberá cumplimentar un cuestionario de autoevaluación de riesgos laborales, elimina la obligación de dar traslado de él al Servicio de Prevención y se limita a indicar que trasladará al trabajador información de cómo debe acondicionar su puesto para el trabajo. Además, es fundamental que, al menos se incorpore la presunción de laboralidad en caso de accidente sucedido teletrabajando.



CSIF, STAJ y CCOO hemos reclamado con firmeza a los representantes de la Consejería de Justicia la necesidad de empezar el diálogo, la negociación del teletrabajo en la Administración de Justicia madrileña con el intercambio de propuestas para lograr una regulación que garanticen los derechos de los trabajadores/as.



Tras las iniciales amenazas de no continuar la negociación, hasta pasadas las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, denunciadas contundentemente por los tres sindicatos la Viceconsejera de Justicia se comprometió a continuar la negociación después de la Semana Santa, y a que convocaría a los sindicatos entorno a los días 5 o 6 del próximo mes de abril.



Esperamos que cumplan en esta ocasión con ese compromiso y con la obligación legal de negociación. La Consejería de Justicia debería actuar con más humildad teniendo en cuenta la desastrosa gestión de personal que vienen realizando y que perjudica tanto a la prestación del servicio público como a las condiciones laborales de los trabajadores.



Lamentamos que UGT sorprendentemente y mostrando un evidente desinterés, mientras el resto de sindicatos presionábamos a la Administración para abrir la negociación del teletrabajo, los delegados de este sindicato se dedicaron a redactar una nota informativa criticando la decisión tomada por la mayoría de los sindicatos a pesar de que ellos mismos plantearon que el texto de la Administración debía ser mejorado, manifestando que si el resto de los sindicatos conseguíamos que se abriera la negociación sería una buena noticia para lograr avances, esperamos que si finalmente mejora el documento y se da una auténtica negociación se retracten de ello.