CSIF exige a la Consejería de Justicia no activar la fase 1 de reactivación de la actividad en la Administración de Justicia de la Comunidad de Madrid.
Hemos reiterado también nuestra exigencia de realización de test diagnósticos a toda la plantilla, contar con los informes de prevención de riesgos previos y que se dote de medios de protección para asegurar dicha vuelta con todas las garantías
12 de Mayo de 2020

En el día de hoy, 11 de mayo, CSIF y el resto de organizaciones sindicales hemos celebrado reunión informativa con la Viceconsejera de Justicia cuyo único punto a tratar ha sido la Orden JUS/394/2020, de 8 de Mayo por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID 19.

La Viceconsejera ha comenzado explicando que se trataba de una reunión meramente informativa, limitándose a comentar las líneas generales del plan de desescalada del Ministerio, cuya fase 1 comienza mañana, día 12, y que apenas tenían margen de actuación.

Desde CSIF Justicia Madrid hemos vuelto a insistir en nuestro rechazo tanto al plan de desescalada como al esquema de seguridad laboral que se pretende imponer con la Orden Ministerial, ya que contraviene los criterios del plan de desescalada sanitario establecido por el Gobierno, motivo por el cual hemos solicitado al Ministerio de Sanidad que aclare si en fase 0 sanitaria se puede iniciar la fase 1 de recuperación de la actividad judicial. Asimismo, hemos rebatido la línea argumental de la Consejería de Justicia explicando, con claridad meridiana que, a pesar de que el Ministerio de Justicia ha asumido la coordinación de la actividad profesional de los cuerpos de la Administración de Justicia, la Orden también deja en manos de las CCAA el desarrollo de algunas cuestiones de especial relevancia, por lo que la Consejería tiene margen de maniobra que hay que aprovechar para poner un poco de cordura y sensatez, partiendo siempre de una única premisa prioritaria, cual es, la protección de la salud de los Funcionarios de la Administración de Justicia de nuestra Comunidad.

Por lo que respecta a los criterios de aplicación de la FASE 1, a propuesta de CSIF se han abordado las siguientes cuestiones:

  1. Presencia en turnos. Hemos planteado que para determinar la plantilla efectiva sobre la que aplicar el porcentaje del 30-40% se ha de restar a los compañeros que están disfrutando permisos o licencias de cualquier tipo. Por parte de la Viceconsejera, tras reconocer que ha habido controversia sobre esta cuestión, nos comunica que van a utilizar el criterio del Ministerio de que la plantilla efectiva es la totalidad de la plantilla del órgano, incluidos los refuerzos.
  2. Procedimiento de revisión por razones del servicio. Desde CSIF, nos parece un despropósito anteponer el servicio al derecho a la salud de los trabajadores, por lo que hemos exigido el compromiso firme de la Dirección General de no autorizar ningún incremento de plantilla.
  3. Exclusión formal de participación en turnos. Hemos interesado a la Consejería que aclare el régimen de los compañeros que están disfrutando permisos por conciliación, patologías previas o por edad, especialmente, lo relativo a la comunicación al servicio de prevención que se establece en punto 10 del Anexo I de la Orden Ministerial. El Subdirector General del área de personal se ha comprometido a dictar la oportuna resolución con las aclaraciones oportunas sobre este particular.
  4. Teletrabajo. Hemos trasladado nuestra apuesta decidida por el teletrabajo, para lo cual se deberán facilitar los medios necesarios a todos los trabajadores que quieran voluntariamente acogerse a esta modalidad laboral. Hemos insistido, nuevamente, en que se ha de alcanzar un amplio consenso con representantes de los trabajadores para que se asiente sobre unas bases sólidas, evitando su implantación en precario y sin garantías.
  5. Criterios turnos de tarde: Desde CSIF, insistimos que el turno de tarde ha de tener carácter exclusivamente voluntario y que en caso de tener que implantarse por razones de prevención, debe garantizarse la limpieza de las dependencias judiciales antes de comenzar el siguiente turno. Por la Viceconsejera se nos ha indicado que los turnos de tarde no se van a implantar en la fase I por no ser necesarios para asegurar el distanciamiento entre puestos.
  6. Jornada laboral: Hemos propuesto limitar la jornada laboral, así como permitir el inicio de la jornada laboral a las 07:00 horas para dar una amplia flexibilidad de entrada y salida al puesto de trabajo y evitar aglomeraciones en la entrada de la sede o en el transporte público. Por la Viconsejera se nos ha indicado que mientras sólo haya turno de mañana, el horario y duración de la jornada laboral serán los habituales.

A lo largo de esta madrugada nos han remitido la Resolución dictada por la Dirección General de RRHH y su Anexo, que acompañamos en archivos adjuntos.

Por lo que respecta al Esquema de Seguridad Laboral, desde CSIF hemos exigido la paralización de la fase 1 porque no se cuentan con los informes del Servicio de Prevención de riesgos necesarios para garantizar que no hay riesgo de contagio o transmisión para al personal de la Administración de Justicia, y menos si no se les dota de todos los instrumentos adecuados de protección durante las fases de desescalada previstas para la recuperación de la normal actividad de nuestra Administración de Justicia. Por ello, también hemos exigido que se garantice el uso masivo de las mascarillas de protección en nuestra actividad, tanto por los empleados públicos como por ciudadanos que acudan a nuestras dependencias.

La Comunidad ha comunicado esta tarde que su intención es generalizar el uso de mascarillas en todos los ámbitos y, además, la Viceconsejera ha anunciado que se nos va a practicar las pruebas de detección del virus participando voluntariamente los interesados de nuestras plantillas en los test de seroprevalencia que está desarrollando el Ministerio de Sanidad en colaboración con las CC AA.

CSIF Justicia Madrid ha vuelto a exigir en la reunión celebrada hoy que se implementen, con carácter inmediato, todas las medidas preventivas que hasta el momento no han sido ejecutadas para garantizar que la actividad profesional que desarrollamos cuente con todas las medidas de protección adecuadas, tanto para proteger la salud de los empleados públicos, como de los ciudadanos y profesionales que acudan a nuestras dependencias. Y así lo hemos solicitado por escrito también a la Dirección General de Infraestructuras Judiciales.

Desde CSIF Justicia Madrid nuevamente hemos reiterado nuestras exigencias de adoptar las medidas necesarias para llevar el proceso de vuelta a la actividad con plenas garantías de protección de la salud en lo referido a:

  • Garantizar medidas de protección individual como puedan ser: atender la petición de CSIF Justicia Madrid de realización efectivamente test de detección del virus a todos los funcionarios de justicia; la dotación permanente de EPIs (geles desinfectantes, pantallas faciales, mascarillas, guantes, batas, teléfonos individuales, etc..), especialmente en los casos de Registros Civiles, Médicos Forenses y el personal destinado en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Juzgados y Fiscalías de Guardia, Juzgados de Paz, etc.
  • Garantía de medidas de protección en temas como la ventilación (evitando la recirculación de aire), limpieza (pomos de puestas, barandillas, teclados, interruptores, botones de ascensor y demás superficies de contacto frecuente) y desinfección especializada de todas nuestras instalaciones, así como del papel (expedientes y procedimientos) que se maneja o se recibe en todas las dependencias judiciales, que debe ser sometido a un protocolo de desinfección. Y como consecuencia de ellas exigimos la supresión del control de acceso por huella digital para evitar un posible medio de transmisión del COVID-19.
  • Instalación de contenedores de reciclaje de material de prevención, papeleras con tapa y pedal de apertura, y continuar con la dotación de mamparas en todos los puestos de trabajo con contacto estrecho para evitar tratar con personas a distancias cortas, sobre todo en los casos de trámites judiciales en que no pueda respetarse la seguridad de 2 metros.
  • Garantía de medidas de protección colectivas, como puedan ser el control de temperaturas o la obligatoriedad del uso de mascarillas no solo por los funcionarios sino para acceder a nuestras dependencias; la limitación del aforo en ascensores y zonas comunes; información de uso de ascensores; organización de colas de espera; uso de la cita previa; y potenciar la práctica de actuaciones judiciales a distancia utilizando la videoconferencia, o la atención al público por vía telefónica o correo electrónico, etc.
  • Instalación de puntos de información en la entrada de todas las sedes judiciales, así como señales, cintas y carteles en zonas de atención o espera de ciudadanos y profesionales.
  • Garantía de adecuadas medidas de protección colectivas previas como es la realización previa de estudios desde el Servicio de Prevención de la Comunidad de Madrid para verificar que se cumple la debida distancia de seguridad (mínimo de 2 metros) de separación de todos los puestos de trabajo en las fases de desescalada.
  • Implantación de medidas de organización del trabajo que permitan flexibilizar horarios; uso de los aparcamientos; el escalonamiento de entradas y salidas; distanciamiento de citaciones y señalamientos, evitar concentraciones de público y profesionales en pasillos y zonas de espera, etc.
  • Implantación de medidas de conciliación familiar y trabajo a distancia(teletrabajo y expediente electrónico), tanto para garantizar la salud de los empleados públicos, como para permitir y hacer más flexible la conciliación de la vida laboral y familiar.
  • Implantación de protocolos y procedimientos de actuación claros que determinen como actuar en caso de casos de funcionarios que puedan padecer o presentar síntomas del COVID-19, o si se ha producido un contacto estrecho con un portador del virus, así como información sobre cómo debe llevarse a cabo el trámite de partes de baja y otras medidas sanitarias en los casos de padecer la enfermedad o estar en aislamiento.
  • Garantía de medidas de protección adecuadas (con una regulación clara de cómo debe solicitarse y cuál es su trámite) para la protección de todos los funcionarios que formen parte de los grupos de riesgo catalogados desde el Ministerio de Sanidad, entre los que destacan los mayores de 60, al poder ver agravadas sus patologías con la asistencia al puesto de trabajo. Desde CSIF consideramos está materia crucial, dado que todos los funcionarios al servicio de la Administración de Justicia somos personal con riesgo de exposición profesional y, por tanto, con riesgos laborales inherentes al puesto de trabajo de vernos expuestos al COVID-19.

Finalmente, hemos recordado a la Administración una vez más que, ahora que ya tiene plenas competencias en estas materias, desde CSIF tenemos y tendremos siempre como objetivo primordial la protección de la salud de los trabajadores de la Administración de Justicia y, por esto, ejercitaremos cuantas acciones resulten necesarias para su defensa.