CSIF exige a la Consejería de Justicia la adopción urgente de medidas de protección para los trabajadores de la Administración de Justicia de la Comunidad de Madrid
También exigimos la realización de la prueba diagnóstica PCR a toda la plantilla para la detección de posibles portadores del SARS-CoV-2, a fin de descartar riesgos de transmisión.
16 de Abril de 2020

Mediante sendos escritos dirigidos a la Dirección General de RRHH y Relaciones con la Administración de Justicia y a la Dirección General de Infraestructuras Judiciales, CSIF ha reprochado la actitud pasiva adoptada por estos órganos en la gestión de la pandemia en materia de personal y de prevención. Y lo que es peor, cuando, finalmente, se deciden a actuar, lejos de adoptar las medidas oportunas para proteger la salud de los trabadores, en un ejercicio de imprudencia absoluta, se desdicen, de una decisión adoptada apenas 24 horas antes, incluso publicada en el BOCM, y exponen al personal de la Administración de Justicia al riesgo cierto de contraer el virus, si no se les dota de más instrumentos adecuados de protección.

Desde CSIF sólo lo nos mueve la seguridad de los trabajadores a los que representamos y exigimos que éstos puedan desarrollar su trabajo con total seguridad, por ello rechazamos las malintencionadas manifestaciones de la Consejería de Justicia que han sido publicadas en algunos medios de prensa, sobre una supuesta resistencia de los trabajadores a cumplir con sus funciones. Afirmaciones como esta sólo tratan de ocultar la falta de transparencia, sus errores en la gestión de esta crisis y la incapacidad para proteger adecuadamente la salud de los trabajadores que están bajo su dependencia orgánica.

Por todo ello, CSIF Justicia Madrid exige que, mientras no se garantice la desinfección completa diaria de las dependencias de todas las sedes judiciales; la disponibilidad, en cuantía suficiente, de medios de protección individual (mascarillas, geles, y guantes) en todos y cada uno de los centros de trabajo y para todos y cada uno de los empleados públicos al servicio de la Administración de Justicia; la distancia mínima recomendada por las autoridades sanitarias; y la dotación de mamparas de protección allí donde resulte necesario, se mantenga el contenido de sus anteriores resoluciones en las que se establecía la situación de disponibilidad.

Gracias a las reclamaciones realizadas por escrito por CSIF hemos conseguido que hoy, por fin se excluya de los turnos rotatorios a los empleados públicos que padezcan patologías susceptibles de agravarse por el contagio del COVID-19, los funcionarios mayores de 60 años y los que estén disfrutando de permiso extraordinario por deber inexcusable para la atención de menores y mayores que estén bajo su dependencia.

CSIF se reserva en cualquier caso el ejercicio de las acciones civiles y penales oportunas y la formulación de denuncias ante la Inspección de Trabajo, en defensa del derecho a la salud de los trabajadores de la Administración de Justicia de nuestra Comunidad, si nuestras reivindicaciones no son atendidas.