CSIF recurre la convocatoria del concurso de traslados de cuerpos generales de la Administración de Justicia en Comunidad de Madrid.
La Consejería de Justicia vuelve a hacer oídos sordos al legítimo derecho de los funcionarios de justicia a la movilidad y la conciliación.
13 de Agosto de 2019

Una vez más, ante la obstinada tozudez de la Consejería de Justicia, CSIF se ve obligado a recurrir una resolución dictada por la Consejería de Justicia, en este caso, la Resolución de 25 de Junio de 2019 de la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones con la Administración de Justicia por la que se convocan a concurso de traslados plazas vacantes entre funcionarios de los Cuerpos y Escalas de Gestión Procesal, Tramitación Procesal y Administrativa y Auxilio Judicial.

Mediante la resolución que ahora se recurre, la Consejería de Justicia ha ofrecido a concurso de traslados un exiguo número de plazas, sin justificación alguna para excluir el resto de vacantes en nuestra Comunidad.

El artículo 531.1 de la LOPJ establece que “La provisión de puestos genéricos vacantes se efectuará mediante concursos de traslados, que serán convocados y resueltos en sus ámbitos respectivos por el Ministerio de Justicia y por las CCAA que hayan recibido traspasos de medios personales”

Por su parte, el art. 28 del Reglamento de Ingreso aprobado por Real Decreto 1451/2005 establece que “Los puestos de trabajo que se oferten a los funcionarios de nuevo ingreso deberán haber sido objeto de concurso de traslado previo entre quienes ya tuvieran la condición de funcionario”.

Desde CSIF queremos recordar a la Consejería de Justicia que los principios de igualdad, mérito y capacidad que rigen en el acceso a la función pública, también operan en el desarrollo de la carrera profesional posterior, y que la discrecionalidad a la que pueden conducir las facultades de autoorganización no puede amparar en ningún caso la arbitrariedad en su ejercicio.

Han sido múltiples las ocasiones en las que hemos exigido a la Consejería de Justicia que oferte todas las plazas vacantes a concurso de traslados o explique los motivos para no hacerlo, pero, lamentablemente, nos hemos encontrado con la ausencia total de justificación, lo que entendemos responde a una arbitrariedad atentatoria del art. 23.2 de la CE.

Es hora de decir ¡basta! ante este nuevo atropello a nuestro derecho a la movilidad y a la conciliación personal y familiar, y para ello utilizaremos todos los medios que están a nuestro alcance para defenderlo.