CSIF exige de nuevo a la Consejería de Justicia que oferte en el próximo concurso de traslados todas las plazas vacantes
La oferta de plazas que nos trasladó la Comunidad de Madrid es raquítica y supone un freno a la movilidad de los funcionarios de la Administración de Justicia
04 de Junio de 2019

Según los listados que nos han anticipado en el día de ayer, el número total de puestos que se ofertarán en la Comunidad de Madrid asciende a 236 plazas en total, cifra que consideramos completamente insuficiente y demuestra que, una vez más, la Comunidad de Madrid vuelve a vulnerar un derecho básico de los funcionarios de carrera, sustrayendo plazas de manera injustificada.

La Consejería de Justicia nunca ha sido transparente en relación a las plazas vacantes existentes, y pese a la insistencia de CSIF para que nos informen sobre su número y condición, hasta la fecha no hemos obtenido más que la callada por respuesta.

Aun así, en CSIF cuantificamos el número de vacantes existentes en cerca de 1600. Podemos entender, aunque no lo compartamos, que la Consejería pretenda reservar las plazas comprometidas en los procesos selectivos correspondientes a las Ofertas de Empleo Público 2017 y 2018, pero las cifras demuestran que existe margen suficiente para que la oferta de destinos en el concurso de traslados, que se publicará en las próximas semanas, sea mucho más generosa.

A la vista de estos números, consideramos la oferta inaceptable por su insuficiencia, lo que supone una merma intolerable del derecho a la movilidad de los funcionarios de la Administración de Justicia que está garantizado en nuestro estatuto.

En CSIF tampoco compartimos los criterios establecidos para diseñar la oferta de plazas dado que existen multitud de puestos de trabajo que se encuentran vacantes desde hace años, y que la Conserjería no ha querido ofertar en los últimos concursos.

Es intolerable que existan plazas que constantemente quedan fuera de los concursos de traslados perjudicando de manera inadmisible a compañeros que no pueden acceder a unos destinos que la Administración bloquea sistemáticamente. Cuestión que no sólo genera frustración, sino que también fomenta la desconfianza por la manifiesta falta de transparencia.

Desde CSIF insistimos en que hay que priorizar el derecho del personal titular a poder solicitar todas aquellas plazas que llevan años sin ofertar ejerciendo la preferencia que les otorga la antigüedad y escalafón.

Si conoces alguna plaza vacante que no se ha ofertado previamente en concurso, comunícanoslo y la reclamamos