El Ministerio de Justicia entra en razón y suspende la Mesa de Negociación
20 de Junio de 2018

Tras recibir el pasado viernes la convocatoria a Mesa de Negociación fijada para hoy 20 de junio, CSIF solicitó este lunes la suspensión y aplazamiento de la misma. El motivo principal de solicitar dicha suspensión era la situación de interinidad del actual Secretario General y la toma de posesión del nuevo equipo ministerial, que son quienes deberán fijar los criterios sobre los puntos a tratar. Para CSIF, la convocatoria de esta reunión obedecía única y exclusivamente al interés del Secretario General en cerrar ciertas cuestiones que previamente había acordado con las distintas Asociaciones, demostrando una vez más, por si alguien tenía dudas, el “corporativismo” que es lo que le ha movido a lo largo de su mandato.

Por si esto no fuese poco, la propia Administración no había remitido toda la documentación de los puntos del orden del día a tratar. Además, para CSIF resulta prioritario abordar la negociación de los distintos procesos selectivos de la Administración de Justicia fijando unos criterios comunes de acceso, desarrollo, etc., conforme al acuerdo suscrito por CSIF en el seno de la Mesa General de Función Pública

Por todo lo anterior, CSIF hoy ha reiterado la petición de que suspenda la negociación de los puntos del orden del día y se convoque en otra fecha cuando el nuevo equipo se haga con las riendas del Ministerio y establezca los criterios y prioridades sobre los asuntos a tratar.

Si bien el Ministerio en un primer momento quiso continuar adelante con la negociación, el resto de los sindicatos se sumaron a la propuesta de CSIF y tras un breve receso, solicitamos de manera unánime el aplazamiento de la misma, accediendo el Ministerio a dicha petición y comprometiéndose a convocar nueva Mesa tras la toma de posesión del nuevo equipo, además de remitir toda la documentación objeto de los puntos a tratar.

Desde CSIF valoramos positivamente que esto sea un punto de partida en las negociaciones con el nuevo Gobierno, dejando atrás los viejos vicios de convocatorias sin documentación previa con la que hacer nuestra labor de representación de los trabajadores y, por otro lado, entendemos esta suspensión es síntoma de responsabilidad de los interlocutores actuales que han comprendido finalmente que se deben esperar a las nuevas directrices del nuevo Gobierno.