CSIF Madrid alerta de la deficiente climatización de algunos juzgados, lo que ayer provoco el cierre de uno en Móstoles
24 de Junio de 2015

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el sector Justicia, ha dirigido un escrito a la Subdirección de Infraestructuras Judiciales de la Comunidad de Madrid para informar de la mala climatización de los Juzgados de Móstoles, lo que ayer provocó el cierre del Juzgado de Instrucción número 2 por estrés térmico. CSIF exige una solución urgente a este problema, que no debería ser otra que la sustitución de los viejos aparatos de aire acondicionado, para que la temperatura sea la idónea tanto para trabajadores como para los usuarios de la justicia.

Según hemos conocido esta misma mañana, la solución provisional que ha adoptado la Comunidad es colocar aparatos portátiles de aire acondicionado (los conocidos "pingüinos") en las zonas con más calor de estos juzgados. Esta solución no convence a CSIF, al considerar que se trata de un parche que, además, genera otro problema más: el ruido que producen estas máquinas.

En la carta, el responsable de CSIF Justicia Madrid, Juan José Carral, indica que el aumento de la temperatura interior de las dependencias judiciales está superando con creces los niveles óptimos de temperatura como consecuencia de las continuas averías que sufre el sistema de aire acondicionado por su antigüedad.

"Este problema es más pronunciado en las plantas superiores por el impacto directo del sol en las horas centrales del día, lo que hace muy difícil la actividad laboral de los funcionarios, perjudicando además a profesionales y ciudadanos que acuden diariamente a estos Juzgados. Situación verdaderamente preocupante teniendo en cuenta la época del año en que nos encontramos y que se lleva reproduciendo desde hace varios años", añade Carral.

La misiva recuerda que el exceso de calor produce somnolencia y obliga al trabajador a realizar un esfuerzo para poder mantener la vigilancia, resultando esto perjudicial para trabajos que requieren atención y toma de decisiones.

Según el Anexo III del Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, que establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 º C y la humedad relativa estará comprendida entre el 30 y el 70%, excepto en los locales donde existan riesgos por electricidad estática en lo que el límite será 50%. Todo lo que esté fuera de estos límites es una agresión al trabajador, profesionales y público que asiste a diario a esta sede judicial, debiéndose observar además la importancia de la renovación del aire para evitar malos olores, presencia de humos, etc.

Lamentablemente, el de Móstoles no es un caso aislado, ya que se da con relativa frecuencia en otras sedes judiciales de la Comunidad de Madrid. Sin ir más lejos, el pasado verano, los funcionarios de los juzgados 2 y 3 de Valdemoro amenazaron con plantarse al sobrepasar los 32 grados la temperatura en sus oficinas.

CSIF Justicia Madrid aprovecha la formación del nuevo Gobierno regional para reclamar al nuevo Ejecutivo encabezado por Cristina Cifuentes un compromiso inequívoco con la Justicia en la Comunidad de Madrid y una mayor inversión, con el objetivo de que nuestros juzgados sean los propios de un país desarrollado, sin los habituales problemas de falta de higiene por la cantidad de papel que acumulan, de sobrecargas de trabajo porque no se cubren las más de 500 vacantes existentes, o de altas temperaturas en verano.

Ver Galería