Un juzgado de Leganés, al borde del colapso al no tener cubierta la mitad de su plantilla
18 de Junio de 2015

- La Administración regional se niega a nombrar personal interino que complete la plantilla de esta oficina

El Sector de Justicia de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Madrid denuncia que actualmente existen cuatro plazas sin cubrir en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 6 de Leganés, como consecuencia de la negativa de la Comunidad de Madrid a nombrar personal interino que complete la plantilla de este órgano judicial.

Esta circunstancia está suponiendo el estrangulamiento de este juzgado, que está al borde del colapso, ya que las cuatro plazas que no están cubiertas suponen casi la mitad de la plantilla total del Juzgado. Este caso es un claro ejemplo de las consecuencias tan nefastas que está provocando la política de recortes en gasto de personal a la que se está sometiendo desde el Gobierno regional a la Administración de Justicia, y por desgracia no es aislado.

Asimismo, evidencia el poco interés de la Comunidad de Madrid por mejorar el servicio público desarrollado desde nuestros órganos judiciales. No sólo no está cubriendo las necesidades reales de nuestros juzgados con la ocupación de las plantillas existentes, sino que desde enero de 2013 no está sustituyendo más de medio millar de puestos de trabajo.

Desde CSIF queremos dejar claro que esta situación es insostenible para los Juzgados afectados, especialmente para los que se encuentran en una situación similar a la del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 6 de Leganés.

Es intolerable que se exija un servicio público de calidad, exprimiendo al máximo a los funcionarios de Justicia, cuando la Administración Autonómica está reduciendo recursos humanos de manera indiscriminada, sin un mínimo de objetividad y sin tener en cuenta la situación particular de cada órgano judicial, escudándose en las restricciones económicas.

CSIF exige que, de una vez por todas, la Comunidad de Madrid deje de asfixiar a la Administración de Justicia con sus políticas restrictivas y ocupe la totalidad de plazas vacantes que existen en nuestros Juzgados. Si la justicia de nuestra región funciona es gracias a la dedicación y profesionalidad de sus trabajadores, superando la falta de personal, la carencia de medios materiales y herramientas informáticas adecuadas para el desarrollo de su actividad.

Ver Galería