CSIF reitera sus denuncias por la falta de higiene en los juzgados madrileños
29 de Mayo de 2015

- A la acumulación de expedientes por los suelos y la aparición de alergias entre los empleados se suma la presencia de ratones en los Juzgados de lo Contencioso

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el sector Justicia, hace de nuevo un llamamiento a las autoridades de la Comunidad de Madrid en materia de Justicia para que pongan en marcha un plan que acabe con los problemas de salubridad y falta de higiene en muchas de las sedes judiciales de la región.

El último episodio que muestra las malas condiciones en las que tienen que desarrollar su trabajo los funcionarios de Justicia de Madrid se ha producido en los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, en la Gran Vía, donde han aparecido ratones. El pasado mes de marzo, CSIF Justicia Madrid ya denunció públicamente las precarias condiciones en las que muchos empleados públicos deben desarrollar su trabajo.

Casos como inundaciones por aguas fecales, acumulación de expedientes por los suelos, o la aparición de chinches, ratones o cucarachas, se han producido en algunas oficinas judiciales de la Comunidad de Madrid sin que el Gobierno regional haya implantado medida alguna para erradicar estas situaciones. Únicamente, se han colocado trampas para atrapar roedores.

Para el presidente de CSIF Justicia Madrid, Juan José Carral, cualquiera que acuda a los juzgados de nuestra región se encontrará, en muchos casos, "con un panorama más propio de un país en vías de desarrollo o que nos remite a épocas pasadas".

La acumulación de papeles, muchos de ellos expedientes y sumarios de causas abiertas, es tal que limita la movilidad y perjudica tanto a profesionales como a ciudadanos que visitan estas dependencias. Por ello, es habitual encontrar sedes judiciales en las que un alto porcentaje de empleados se encuentra bajo tratamiento por alergias desarrolladas en el centro de trabajo (asma, conjuntivitis alérgica, rinitis alérgica…) debido a la alta concentración de polvo que provocan las montañas de papel en estos juzgados y que hacen que ir a trabajar se convierta en un riesgo para la salud de estos empleados públicos.

El aumento de trabajo por culpa de la crisis, sobre todo en jurisdicciones como la mercantil, social, penal, o en los registros civiles, ha sido imparable desde 2008. Sin embargo, pese a este incremento sustancial, la Comunidad de Madrid no sólo no ha aumentado los medios personales, sino que no cubre la totalidad de plantillas orgánicas ya existentes en estos juzgados. Por ejemplo, desde 2009, los 12 juzgados mercantiles de dedicación exclusiva no han aumentado su planta judicial, lo que provoca retrasos en la resolución de los conflictos planteados y perjuicios a trabajadores y empresas.

El Gobierno regional, lejos de reforzar la Justicia de nuestra Comunidad, no está cubriendo unas 550 plazas vacantes repartidas por todos los órganos judiciales de nuestra región, mientras que no soluciona la carencia grave de medios materiales y de oficina con la excusa del ahorro y la austeridad, cuestión que está perjudicando el servicio público y a los ciudadanos.

Ver Galería