CSI-F pide a la Comunidad de Madrid que explique de manera urgente las supuestas remuneraciones a jueces
26 de Febrero de 2015

- A principios de febrero trasladamos a la Consejería de Justicia las quejas de trabajadores por el mal funcionamiento de la nueva aplicación de gestión procesal

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha solicitado a la Comunidad de Madrid que ofrezca a la mayor brevedad explicaciones sobre las informaciones que están apareciendo estos días en prensa relativas a que jueces, secretarios judiciales y otros funcionarios de justicia de alto rango habrían cobrado de una empresa privada por labores de asesoramiento y que un comité de seguimiento de la digitalización de la justicia, compuesto por tres jueces y seis secretarios, habría cobrado 54.000 euros en dietas en dos años.

Pese a que los jueces decanos defendieron el pasado martes estos pagos de la empresa Indra, por tratarse de una actividad "creativa" y compatible con sus cargos, desde CSI-F Madrid entendemos que corresponde al consejero de Justicia y al director de Relaciones con la Administración de Justicia ofrecer explicaciones claras y transparentes sobre estas remuneraciones. Unas retribuciones recibidas por asesorar sobre la puesta en marcha de una aplicación informática que utilizan diariamente funcionarios de menor rango, los cuales, por cierto, no han sido preguntados por su funcionamiento.

Precisamente, el pasado 5 de febrero, CSI-F Justicia Madrid dirigió un escrito a la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia en el que le trasladaba las múltiples quejas de los compañeros que desarrollan su actividad laboral en los órganos judiciales donde se ha instalado esta nueva herramienta informática de gestión procesal, exigiendo una solución inmediata.

En dicha misiva considerábamos intolerable la falta de previsión de los responsables del desarrollo e instalación de la nueva aplicación, con la cual no se puede trabajar de manera regular. "Este programa sufre una alta inestabilidad, lo que provoca que en multitud de ocasiones durante la jornada se vea interrumpido el sistema, que además se cierra sin previo aviso y sin dar opción a salvar los documentos con los que se está trabajando", señalábamos.

Los problemas se acentúan en el horario de atención al público, perjudicando a los ciudadanos que acuden a diario a los órganos judiciales afectados y que observan con estupor la lentitud de sus trámites por los problemas informáticos. "Es inadmisible que, después de la instalación de una herramienta informática que se supone facilitará el trabajo y agilizará la tramitación de los procedimientos, hace totalmente lo contrario", indicaba CSI-F Justicia Madrid en la carta, escrita cuando aún se desconocían las retribuciones pagadas por Indra a jueces, secretarios y fiscales madrileños.

La realidad demuestra que esta herramienta está provocando retrasos en los trámites por las continuas interrupciones del sistema, haciendo que se tenga que repetir continuamente el trabajo realizado previamente, con la frustración que esto supone para los funcionarios que desarrollan su actividad laboral en los juzgados afectados.

Ver Galería