La otra "Ciudad de la Justicia" de Madrid: sedes judiciales con goteras, inundaciones, agua no potable o expedientes por los suelos
18 de Diciembre de 2014

- CSI-F Madrid denuncia las precarias condiciones de algunos juzgados de la periferia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en el sector Justicia, ha acogido con cierta cautela el anuncio de la nueva Ciudad de la Justicia realizado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Un proyecto que costará unos 483 millones de euros "sin que los Presupuestos regionales queden comprometidos", y cuya construcción arrancará en 2015 y culminará en verano de 2019.

CSI-F Justicia Madrid solicita que la fórmula empleada por el Gobierno regional para poner en marcha este proyecto, en principio con coste cero para el ciudadano, se traslade al resto de partidos judiciales, con sedes judiciales obsoletas y que no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad, higiene y seguridad necesarias para el desarrollo de cualquier actividad laboral.

En algunos casos, estos edificios tienen instalaciones eléctricas anticuadas y sobrecargadas, no disponen de ascensor ni rampa de acceso para personas de avanzada edad o movilidad reducida ( casos de Aranjuez, Torrejón y Navalcarnero, entre otros), o sus archivos se inundan cada vez que llueve, como ha sucedido recientemente en los Juzgados de Torrejón de Ardoz. Por no hablar de los Juzgados de Pozuelo de Alarcón, cuya agua no es potable por la alta presencia de hierro en todo el edificio, según un informe de prevención de riesgos laborales al que ha tenido acceso CSI-F.

Otros ejemplos de las lamentables condiciones de algunas sedes judiciales de nuestra región son los Partidos Judiciales de Collado Villalba, San Lorenzo de El Escorial, Majadahonda o Valdemoro o Aranjuez, en los que las goteras o la acumulación de expedientes por el suelo están a la orden del día.

En CSI-F consideramos que tan importantes son los habitantes de Madrid capital como los del resto de municipios de nuestra región y es necesario apostar por la construcción de sedes modernas en los Partidos Judiciales que tienen sus órganos judiciales dispersos y no cuentan con instalaciones apropiadas.

Por otra parte, CSI-F reitera su desconfianza por el secretismo con el que se ha llevado hasta ahora el proyecto de la Ciudad de la Justicia, cuando apenas hace unos meses se había descartado cualquier posibilidad de retomar el proyecto, y más cuando no se está contando con la participación de los trabajadores y operadores jurídicos. Nosotros conocemos la Administración de Justicia como nadie.

Nos surgen muchas dudas sobre las posibilidades reales de que este proyecto llegue a buen puerto, dado que la licitación se programa para el 1 de julio, después de las elecciones, cuando el proyecto dependerá de decisiones de un nuevo gobierno.

El proyecto anunciado, de llevarse finalmente a cabo, sin duda mejoraría significativamente las condiciones laborales en las que desarrolla su actividad todo el personal de la Administración de Justicia, pero aparte de la reagrupación de todas las sedes judiciales de Madrid en la “Ciudad de la Justicia”, hay que dotar a los profesionales y ciudadanos con unas buenas infraestructuras y medios de transporte público que faciliten el acceso a las instalaciones.

Desde el Sector de Justicia de CSI-F Madrid, queremos recordar al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que, si bien es cierto que este proyecto ahorrará dinero y tiempo a los profesionales y ciudadanos al eliminar las distancias existentes actualmente por la dispersión de las sedes judiciales, no se conseguirá agilizar la Administración de Justicia sin una mejora significativa en nuevas tecnologías y mayor dotación de personal.

No debemos olvidar que desde enero de 2013 la Consejería de Presidencia y Justicia no está cubriendo unos 550 puestos de trabajo vacantes y repartidos por los Juzgados y Tribunales de nuestra región, lo que está provocando que la Justicia Madrileña esté al borde del colapso.

Ver Galería