Éxito en la concentración en el Registro Civil Único de Madrid contra su privatización
20 de Febrero de 2014
  • CSI-F exige una reunión urgente con el ministro de Justicia, que aún no ha ofrecido explicaciones a los trabajadores

Unos 150 funcionarios del Registro Civil Único de Madrid se manifestaron esta mañana a las puertas del edificio, situado en la calle Pradillo, para exigir la marcha atrás en el proceso privatizador de los Registros Civiles de toda España. Con una pancarta en la que se podía leer "No a la desaparición de 3.000 empleos en los Registros Civiles", la concentración de Madrid (una más entre las decenas que se han registrado en toda España) pidió con cánticos la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Precisamente, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato mayoritario en el sector de la Justicia, ha exigido al ministro de Justicia que se reúna de urgencia con los representantes de los trabajadores de este servicio público.

En este sentido, el presidente de CSI-F Justicia Madrid, Juan José Carral, presente en la concentración, criticó que el ministro aún no se haya dignado a dar explicaciones sobre una medida de la que se tiene conocimiento por una carta remitida la semana pasada por el decano del Colegio de Registradores, Gonzalo Aguilera Anegón, a los registradores de toda España.

La decisión de trasladar las competencias del Registro Civil a los Colegios de Registradores fue trasladada por el subsecretario de Justicia al decano. Una medida que, según Carral, siembra de incertidumbre la situación laboral de 3.500 funcionarios de toda España y que se ha tomado a espaldas de los trabajadores, por lo que, si no se inicia el diálogo a la mayor brevedad, se intensificarán las medidas de presión a lo largo de los próximos días.

Ver Galería