CSIF denuncia el cierre de servicios en en la Biblioteca Pública y el Archivo Histórico por la falta de personal
-La Biblioteca Pública de Ciudad Real cuenta con sólo 19 efectivos, lo que ha obligado a clausurar la segunda planta, y el Archivo Histórico no puede abrir en horario vespertino

-La Central Sindical reclama a la Junta de Comunidades la contratación urgente de personal por el grave perjuicio que se está produciendo en los usuarios
24 de Septiembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el cierre de servicios en la Biblioteca Pública y el Archivo Histórico Provincial, gestionados ambos por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, debido a la falta de personal y reclama la contratación urgente de efectivos para reabrir cuanto antes los espacios afectados.

En concreto, la Biblioteca Pública de Ciudad Real ha cerrado la segunda planta (salas de investigación, colecciones de Ciencia y Tecnología, Humanidades y Ciencias Sociales, Hemeroteca, Fondo local, Centro de interés Quijote, fondo antiguo y colecciones especiales). El centro sólo cuenta actualmente con 19 efectivos a pesar de tener asignadas 33 plazas.

El cierre de la segunda planta en un centro en el que además existe limitación de aforo a causa de la Covid-19, se produce justo antes de la celebración de un importante número de oposiciones a nivel estatal y autonómico, además del inicio del curso escolar y universitario, por lo que el perjuicio para los usuarios es enorme.

Por su parte, el Archivo Histórico Provincial de Ciudad Real no abre al público por la tarde debido a que no se pueden atender debidamente a los usuarios y se deben dedicar este tiempo a la preparación de peticiones de fondos solicitadas de forma telemática. Mientras tanto, no se pueden realizar las funciones de clasificación documental, descripción de documentos, expurgos o transferencias de fondos entre otros, así como diferentes actividades culturales.

Esta situación también se padece en otros centros de la región y es análoga a la sufrida en 2018, la cual provocó la movilización de los trabajadores, incluyendo varias jornadas de huelga en las bibliotecas públicas. Además, los diferentes archivos provinciales también padecen ahora esta situación de carencia de personal provocada por el incumplimiento del Gobierno regional para cubrir las vacantes y bajas producidas.