CSIF SE VE OBLIGADO A NO ACUDIR A LA MESA NEGOCIADORA DE PRESUPUESTOS POR LOS INCUMPLIMIENTOS NORMATIVOS Y DE NEGOCIACIÓN DEL GOBIERNO
CSIF SE VE OBLIGADO A NO ACUDIR A LA MESA NEGOCIADORA DE PRESUPUESTOS POR LOS INCUMPLIMIENTOS NORMATIVOS Y DE NEGOCIACIÓN DEL GOBIERNO
12 de Noviembre de 2021

CSIF SE VE OBLIGADO A NO ACUDIR A LA MESA NEGOCIADORA DE PRESUPUESTOS POR LOS INCUMPLIMIENTOS NORMATIVOS Y DE NEGOCIACIÓN DEL GOBIERNO

- El Gobierno remite a las Centrales sindicales la documentación incompleta para celebrar una reunión sobre presupuestos de un día para otro, imposibilitando estudiar la documentación.

- Se mantiene las reuniones por videoconferencia cuando los empleados públicos ya están en sus puestos de trabajo de manera presencial

- Ya nos han comunicado verbalmente que se pretende continuar con la tramitación el mismo lunes, de ahí la premura, y la falta de voluntad real de negociación.

Desde CSIF denunciamos que, una vez más, el Gobierno local vuelve a hacer alarde de imposición exhibe una falta de respeto absoluta ante los representantes de la parte social al remitir la documentación sin tiempo suficiente y necesario para negociar de buena fe, los Presupuestos de la Ciudad.

Escondiéndose detrás de la convocatoria de una reunión “urgente”, como si el hecho de negociar los presupuestos con los representantes de los trabajadores fuera algo sobrevenido a lo que no están acostumbrados, les recordamos que el artículo 36 del TREBEP (Texto Refundido del Estatuto Básico del Empleado Público) establece claramente que los presupuestos han de ser negociados en mesa general de negociación cada año: “Será específicamente objeto de negociación en el ámbito de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas el incremento global de las retribuciones del personal al servicio de las Administraciones Públicas que corresponda incluir en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada año”. Sin duda creen que los representantes de los trabajadores y los empleados públicos son imbéciles si piensan que vamos a transigir ante algo así.

El artículo 11.2 del reglamento de la Mesa General de Negociación es tajante y contundente cuando establece un mínimo de 3 días hábiles para convocar las reuniones de la Mesa General de Negociación, máxime cuando se trata de materias con tanta trascendencia como los presupuestos de la ciudad que afectan a los salarios de los trabajadores, los incrementos salariales, las horas extraordinarias, las cuantías para contratos de sustitución, la creación o amortización de vacantes o los premios de jubilación. cuestiones de máxima importancia que el Gobierno somete a un burdo trámite, sin más importancia.

Además, esta misma mañana el Director General de RRHH nos ha remitido un email comunicándonos varias partidas presupuestarias que según argumenta “por error”, no diremos que se trata de un error intencionado, no estaban incluidas en la documentación remitida con anterioridad. Muestra clara de la opacidad del Gobierno.

De hecho, nos han comunicado verbalmente que la Mesa Negociadora se va a celebrar en estas condiciones, porque la orden del Presidente Vivas es cumplir con el requisito para el lunes continuar la tramitación del presupuestos, lo que demuestra sin lugar a dudas, una grave y absoluta falta de intención de negociar y escuchar a la parte social.

Por si fuera poco, la Consejera de RRHH se comprometió en mayo de este mismo año en Mesa General y ante los medios de comunicación en la rueda de prensa posterior, a desarrollar junto con la parte social un plan de empleo que detectase las necesidades en materia de personal y tras esto, crear las plazas y estructura necesarias optimizar los servicios de la administración y mejorar el servicio que se presta al ciudadano, algo que han incumplido de forma flagrante a pesar de las muchas ocasiones en las que desde CSIF, como sindicato más representativo en las administraciones públicas hemos reiterado en cada reunión.

Desde CSIF no vamos a ser de ninguna manera “convidados de piedra” de las políticas torticeras de Recursos Humanos de la Ciudad y mucho menos asistir a este tipo de reuniones convirtiéndonos en cómplices de un gobierno que ningunea, desprecia y humilla a los trabajadores y su representantes.