CSIF celebramos hoy 5 de Noviembre, el día del Celador. Un colectivo que aspira a ser sanitario y mejorar su formación.
Invisibles por su trabajo, pero imprescindibles para ti’. Han sido los primeros en la recepción de pacientes Covid sin que la administración les considerara personal de riesgo.
05 de Noviembre de 2021
05 de Noviembre de 2021

En CSIF celebramos hoy 5 de Noviembre, el día del Celador. Un colectivo que aspira a ser sanitario y mejorar su formación.

’Invisibles por su trabajo, pero imprescindibles para ti’. Han sido los primeros en la recepción de pacientes Covid sin que la administración les considerara personal de riesgo.
05 de Noviembre de 2021

CSIF ha realizado más de 3.800 encuestas en toda España entre el colectivo de Celadores, preguntándoles si querían ser considerados como personal sanitario y si pensaban que el Celador debería tener una formación específica de formación profesional que mejorara sus funciones y competencias. A la primera pregunta, el 82% ha contestado de forma afirmativa, siendo el 77% los que han contestado afirmativamente a la segunda cuestión.

Estos resultados muestran de forma clara la inquietud del colectivo de Celadores de mejorar tanto su reconocimiento como su formación. Desde CSIF venimos reivindicando la reclasificación y revisión de competencias del colectivo de Celadores por pate del Ministerio de Sanidad, y que éste emita informe al Instituto Nacional de las Cualificaciones (INCUAL), para dotarles de una competencia de Nivel 2 que llevara a la creación de un Módulo de Grado Medio de Formación Profesional, dentro de la Familia Profesional Sanitaria.

Las funciones de los Celadores vienen recogidas en el artículo 14 del Estatuto de Personal No Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social del año 1971. Después de 50 años, estas funciones se encuentran desfasadas, obsoletas y, en algunos casos, fuera de lugar desde una visión de igualdad.

El colectivo también reivindica la mejora en la evaluación de sus puestos de trabajo: prevención de movilización de cargas, riesgos de seguridad y riesgos biológicos, en una profesión con uno de las mayores tasas de lesiones músculo-esqueléticas.

También solicitamos un mejor reparto de incentivos y complementos que reconozca la penosidad de la categoría; penosidad, no reconocida por la administración, que llegó a no considerar a los Celadores como personal de riesgo Covid, aunque estuvieran en primera línea de atención.

La escasez de personal y la precariedad laboral son generales en todas las categorías de la Sanidad, siendo los celadores una de las más afectadas por la política de recortes.

Por todo ello, CSIF quiere recordar, en esta día 5 de Noviembre, Día del Celador, la labor fundamental de estos profesionales. Invisibles por su trabajo, pero imprescindibles para