(Ceuta) ► CSI-F denuncia que la Administración del Estado incumple su propio Plan de Igualdad
09 de Enero de 2014
CSI-F afirma que la mayoría de los centros carecen de protocolos por acoso sexual y violencia de género y la mitad de los organismos dejan sin rellenar los informes que evalúan las políticas de igualdad

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) denuncia que la Administración General del Estado no ha llevado a efecto la mayoría de los objetivos marcados en el primer Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres y adolece de serias carencias en aspectos como la prevención de los casos de violencia de género, según consta en el Informe de Seguimiento del Plan sobre 13 ministerios y 52 organismos dependientes.

Los Ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas, y el de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad han redactado un informe en el que se analizan los incumplimientos a lo largo de 2011 y 2012. El sindicato más representativo en el colectivo de funcionarios ha decidido divulgarlo para favorecer la concienciación sobre esta cuestión.

La ejecución del plan "ha sido desigual e incompleta", explica CSI-F, "y sólo se ha ejecutado íntegramente una sola acción: los cursos de formación y sensibilización sobre la igualdad de trato. Tal es la desidia, que la mitad de los centros de trabajo ni siquiera rellenan los formularios e informes que se requieren para evaluar la efectividad de las políticas de igualdad y sólo 16 centros directivos de los 30 que han aportado la información habrían realizado un diagnóstico”.
Por otra parte, el sindicato llama la atención especialmente sobre la carencia de medidas para las empleadas públicas víctimas de violencia de género. "Menos de la mitad de los centros carecen de protocolos de acoso sexual y por razón de sexo, y solo tres cuentan con un protocolo de movilidad para las víctimas. Además hay una gran desinformación y ausencia de indicadores para detectar y hacer un correcto seguimiento de este problema, su carrera profesional, su promoción, sus pérdidas retributivas", añade.
CSI-F también pide que se evalúe el impacto de género que han producido las medidas de recorte sobre los empleados públicos (incremento de jornada, restricción de „moscosos‟, descuentos en la nómina por baja médica, entre otros) porque ya están generando un impacto negativo en las políticas de conciliación y en la brecha de la igualdad, aunque aún no se puede cuantificar. En este mismo sentido, el informe manifiesta una brecha de género en el disfrute de permisos no retributivos. Es decir, los hombres tienden a corresponsabilizarse en la conciliación de la vida familiar y laboral sólo cuando les compensa en la nómina, no siendo así en casos como enfermedad grave familiar, adopción, cuidado de menores de 12 años o cuidado de mayores. La diferencia es de un 88,15 por ciento para las mujeres, frente al 11,85 de los hombres.
Ver Galería