(Ceuta) ► “El objetivo es la estabilidad laboral del personal del convenio de inmigración”
18 de Abril de 2013

CCOO y CSI-F aseguran que no van a esperar a que en diciembre se vuelvan a vivir la situación de incertidumbre vivida en 2012 y que expondrán a la Ciudad su postura

CCOO y CSI-F mantuvieron ayer una reunión con los trabajadores adscritos al convenio entre la Ciudad y el Estado para la atención de la Inmigración con el fin de valorar la situación en la que se encuentran y comenzar a trabajar con el fin de exponer a la Ciudad cual es la postura de las centrales sindicales y trasladarle a la Administración la incertidumbre que estos trabajadores están viviendo con respecto a su futuro laboral ya que el 31 de diciembre de 2013 les finaliza el contrato.

El salón de actos de CCOO acogió ayer la reunión convocada por CSI-F y CCOO con el personal adscrito al convenio entre la Ciudad y el Estado para la atención de la Inmigración con el fin de comenzar a estudiar la situación en la que se encuentran estos 21 trabajadores, los cuales vuelven a vivir la incertidumbre que ya vivieron durante el pasado año debido a que a final de año finalizará su contrato, y trabajar en las medidas a adoptar en el caso de que la Ciudad decida no renovar el mismo.

Además, ambos sindicatos coincidieron en afirmar que al contrario que en años anteriores no se quiere dejar pasar el tiempo y se ha decido comenzar a plantearle a la Ciudad la situación de estos trabajadores para que no se llegue a final de año con esa incertidumbre sobre el futuro laboral y arreglar esta cuestión lo antes posible.

Hay que recordar que los 21 trabajadores adscritos al convenio entre la Ciudad y el Estado para la atención de la Inmigración tuvieron que firmar un contrato con fecha de finalización 31 de diciembre de 2013, siendo esta la quinta prórroga que sufrían sus contratos, algo que podría estar incurriendo en un posible fraude de ley tal y como así denunciaron en su día los sindicatos y como demostró CSI-F el pasado año ante los juzgados que recibió una sentencia favorable por esta cuestión.

Precisamente, un error en los contratos redactados por la Ciudad para los trabajadores adscritos al convenio entre la Ciudad y el Estado para la atención de la Inmigración provocó antes de final de 2012 que el SEPE los rechazara ya que no contaba con una fecha de finalización de contrato por lo que la Ciudad tuvo que rehacer los mismos, variando las condiciones que inicialmente prometió, ya que desde la Administración se aseguraba estabilidad laboral para estos 21 trabajadores afectados, indicando que pasarían a firmar un contrato de características similares al firmado por los del convenio ME, osea el de contrato indefinido, pero finalmente el pasado día 28 de diciembre la Ciudad se ponía en contacto con los afectados y les emplazaban a firmar un contrato con fecha de finalización el día 31 de diciembre de 2013, por lo que volvió a prorrogar el contrato ya existente con estos trabajadores un año más y volvió a crear la incertidumbre entre todos los trabajadores de qué pasará con ello a final de año.

A este respecto hay que recordar que se trata de la quinta prórroga que sufren los contratos de este convenio entre la Ciudad y el Estado para la Atención a la Inmigración, y que la misma “está lejos de asegurar la estabilidad laboral de estos trabajadores”, ya que casi con toda seguridad, si los sindicatos y la Ciudad no lo remedian antes, “en diciembre del presente año se encontrarán con la misma situación de angustia que la vivida a finales de 2012”.

Por último, las centrales sindicales no entienden porqué la Ciudad no ha actuado de la misma forma que lo hizo con los trabajadores del convenio ME-Ciudad y los de Proceso de Dato, ya que al tercer año de prórroga se les hizo indefinidos.

José Manuel Rincón
elpueblodeceuta.es

Ver Galería