(Ceuta) ► El Gobierno pide a los sindicatos “no ir en contra del sentido común”
06 de Abril de 2013

Martínez espera llegar al consenso con las centrales sindicales en la creación de un acuerdo marco que garantice la estabilidad laboral en la Administración local y las sociedades municipales



El consejero de Hacienda, Economía y Recursos Humanos, Guillermo Martínez, manifestó ayer el deseo existente desde la Ciudad Autónoma de llegar con las centrales sindicales a un consenso para crear un acuerdo marco a través del cual se pueda enfocar las líneas generales y matrices para resolver los principales problemas que afectan al personal de la Institución en su conjunto, osea al personal de la Ciudad Autónoma de Ceuta así como al personal de los entes públicos dependientes, con el único objetivo de mantener el empleo y de consolidación de los trabajadores temporales.

El consejero de Hacienda, Economía y Recursos Humanos, Guillermo Martínez aclaraba ayer el planteamiento que desde el ámbito de la Administración Local se le propuso a las centrales sindicales durante la celebración de la Mesa General de Negociación el pasado jueves.

Martínez resaltaba que la propuesta presentada por la Ciudad no es en ningún caso novedosa para ninguna de las tres centrales sindicales, ya que según el consejero ya se les había transmitido con anterioridad a UGT, CCOO y CSI-F llevar a cabo un acuerdo marco entre las tres centrales sindicales y la propia administración para que de alguna manera enfocase las líneas generales y matrices para resolver los principales problemas que afectan al personal de la Institución en su conjunto, osea al personal de la Ciudad Autónoma de Ceuta así como al personal de los entes públicos dependientes.

El consejero manifestó ayer ante los medios de comunicación que la Ciudad lo que pretende con esta propuesta es alcanzar, fundamentalmente, dos objetivos. En primer lugar “garantizar la estabilidad de los puestos de trabajo de las personas que pertenecen a las sociedades municipales dependientes de la Administración Local y buscar una fórmula consensuada con las centrales sindicales que permita garantizar y cumplir el objetivo de no llevar a cabo ningún proceso de destrucción de empleo” y en segundo lugar y de forma simultanea “llevar a cabo la legítima reivindicación de los trabajadores temporales del Ayuntamiento, tanto interinos como personal laboral no fijo, mediante los pertinentes procesos de consolidación”.

Martínez insistió en que lo que pretende el Gobierno es llegar a un acuerdo marco con las centrales sindicales en el ámbito de los servicios públicos que permita esos dos objetivos: Garantizar los más de 900 puestos de trabajo de las sociedades municipales de la Ciudad y también llevar a cabo los procesos de consolidación y consecuentemente la reducción de la temporalidad en los contratos del Ayuntamiento.

Desde la Ciudad se considera que este acuerdo marco “no perjudica a nadie y es beneficioso para todo el mundo y que consecuentemente, en esas líneas generales de mantenimiento del empleo y de consolidación de los trabajadores temporales habrá un acuerdo”, de ahí que Martínez considerara que de no producirse dicho acuerdo sería “ir en contra del sentido común”.

En cuanto a lo que espera la Ciudad de las centrales sindicales en este aspecto, Martínez destacaba que “los sindicatos deberían estar de acuerdo en el procedimiento que se aplique en cuanto a posibles reestructuraciones de las sociedades municipales”, una cuestión que podría requerir, tal y como así adelantaba el consejero, “algunas modificaciones de convenios colectivos, modificaciones estatutarias, o incluso modificaciones de objeto sociales o de las formas jurídicas en la que actualmente hay alguna sociedad municipal y que podría pasar a convertirse en otro tipo de ente público”, de ahí que Martínez insistiera que “todo ello desde nuestro modesto punto de vista debería estar consensuado con las centrales sindicales”.

En el mismo ámbito de la mesa general de negociación, el consejero se refirió al proceso de la creación de 36 plazas por concurso interno para la Unidad de Proximidad y Atención al Ciudadano (UPAC), la de la policía del Príncipe y la de inspector de la Policía Local, así como los acuerdos alcanzado en lo relativo al concepto de enfermedad grave en el Acuerdo Regulador y al permiso por cuidado de un hijo menor afectado por cáncer u otra enfermedad grave estipulado en el EBEP.

José Manuel Rincón
elpueblodeceuta.es

Ver Galería