(Ceuta) ► “La falta de personal, las listas de espera, el recorte de servicios y la privatización”, principales problemas del sistema sanitario
17 de Febrero de 2013

“La falta de personal, el recorte de servicios, las listas de espera que están dejando a mucha gente en el camino porque fallecen y la falta de voluntad política por encontrar soluciones” son los principales problemas a los que se enfrenta el sistema sanitario, según argumenta Carmen Flores, presidenta de la asociación El Defensor del Paciente.

A estas carencias hay que añadirle el afán de privatización. En el caso de Ceuta, y Flores asegura estar al tanto, la posible externalización de los servicios de cocina y lavandería del Hospital Universitario. Consecuencias, según sostiene Flores, de la gestión del Gobierno. “Se reúnen, toman café, se ríen, se hacen la pelota unos a otros y salen de allí con las mismas conclusiones: el copago y la privatización, y así en todas las comunidades”, explica Flores, quien asegura que se ha dirigido a la ministra de Sanida, Ana Mato, para explicarle la postura de El Defensor del Paciente en este sentido y que desde el Ministerio ni siquiera han contestado.

Flores considera, además, que es perjudicial para esta gestión que el poder recaiga en las autonomías. Defiende que es “discriminatorio” que Ceuta y Melilla sean controladas por el Estado, mientras que el resto de autonomías dependen de las consejerías autonómicas.

“Es el Ministerio de Sanidad el que debe velar, pero el actual sólo sirve para reunirse con los consejeros y darles dinero. La única competencia que deberían tener en sanidad las autonomías es para cosas puntuales, pero les han dado tanto poder que todo ese dinero que habría que invertir en las listas de espera, para que las personas no tuvieran que ir de una comunidad a otra como si fueran extranjeras, no se tiene”, explica Flores, quien señala que a causa de ello, los españoles tienen que financiar con ese dinero público “a 17 ministros y a una gran cantidad de gobiernos”. Un gasto en cargos pagados de “forma innecesaria” que ha repercutido -apostilla Flores- en “la sanidad, la justicia y la educación, y en hacer mucho daño a la economía”.

Flores es una importante activista en la defensa de los derechos de los pacientes, que saca fuerza del recuerdo de su hijo, que falleció a causa de una negligencia médica. Ese espíritu es el que la lleva a reivindicar que las negligencias médicas deben ser tratadas “como cualquier otra irregularidad, como mujeres maltratadas, actos terroristas, accidentes de tráfico, personas que mueren en la calle...”. “Somos las víctimas invisibles, como si lo que nos pasase a nosotros fuese natural, y yo estoy empeñada, mientras la salud y los años me respondan, en que tengamos ese reconocimiento igual que lo tienen otros”, reivindica Flores.

Txt: elpueblodeceuta.es

Ver Galería