(Ceuta) ► La reforma laboral recibe un “suspenso” de los sindicatos en su primer aniversario
12 de Febrero de 2013

CSI-F ha valorado este primer año de vida de la reforma laboral. A este respecto, el presidente de CSI-F en Ceuta, Ricardo Martínez, destacaba que después de un año lo único que ha ocurrido es que “se ha demostrado que lejos de crear empleo, el paro se ha multiplicado en un año, evidenciándose, lo que todos sabíamos, que facilitando el despido lo que se consigue es que se despida mucho más y más rapidamente, tanto es así que hasta sindicatos y partidos políticos utilizan esta reforma laboral, aún cuando están en contra del texto. Esto es lo que ha conseguido la reforma laboral, incrementar de manera salvaje las listas del paro”.

El pasado domingo se cumplía un año de la aprobación de la reforma laboral del Gobierno de Rajoy, y lo ha hecho con un balance numérico poco alentador, ya que todos los indicadores del mercado laboral han empeorado desde la entrada en vigor de la norma. El Gobierno ya avisó desde un principio que la nueva legislación tardaría tiempo en tener efectos positivos aunque algunos ministros, como los titulares de Economía, Luis de Guindos, y Empleo, Fátima Báñez, han asegurado que sin la reforma se hubiera destruido más empleo.

Los datos, sin embargo, no parecen darles la razón. El ritmo de pérdida de empleo fue mayor el pasado año que en 2009, el ejercicio de la crisis en el que la recesión fue más aguda. A nivel nacional, aquel año, por cada punto de caída del Producto Interior Bruto (-3,6%) se destruyeron unos 330.000 empleos. En 2012, con una caída de la economía del 1,4%, la cifra supera los 600.000 por punto. Si nos centramos en el caso de Ceuta, la Ciudad Autónoma tiene el “lamentable” honor de encabezar la tasa de paro del país con más de un 36%, además después de un año, desde que entrara en vigor la reforma laboral, y pese a que existe actualmente un plan de empleo en vigor, la ciudad ha sufrido un incremento de 745 parados más, lo que ha situado el número de desempleados en 12.197 frente a los 11.452 que había hace un año por estas fechas.Además si se observa cómo se comportó el paro otros años por estas fechas, el año pasado el paro subió en 630 personas, en 2.011 subió en 318, en 2.010 se incrementó en 130 y en 2.009 se restó 248 desempleados.

Y es que en Ceuta, salvo circunstancias excepcionales, como que comience un plan de empleo, el paro nunca da respiro. Un mes tras otro no deja de crecer, una sangría a la que nadie puede poner freno. “No hemos dado todavía con la tecla para generar actividad económica”, ha lamentado en más de una ocasión el secretario general de UGT en la ciudad, Antonio Gil, quien tras los últimos datos ofrecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) destacó “la falta de un tejido productivo que propicie empleo”. Ceuta, con una superficie de 19 kilómetros cuadrados, no tiene industria y tampoco agricultura. Vive de los servicios y del comercio transfronterizo con Marruecos. Pero sobre todo Ceuta vive gracias a las Administraciones públicas. De los aproximadamente 20.000 ceutíes que cotizan a la Seguridad Social, casi 10.000 son empleados de la Administración General del Estado y de la ciudad autónoma.

Por otro lado, en materia de negociación colectiva, aprecian una paralización en la negociación de los convenios, un aumento de la conflictividad (expresada en el número de huelgas y el recurso a los servicios de arbitraje) y alertan de que un 30% de convenios corren el riesgo de desaparecer en los próximos meses por las medidas dispuestas en la reforma

Ver Galería