(Ceuta) ► Los sindicatos tachan de “movidito” un año marcado en Sanidad por varios reales decretos
26 de Diciembre de 2012

El Gobierno ha buscado “garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud” con medidas poco valoradas por los representantes de los trabajadores como el copago en farmacia

El año que está a punto de terminar ha estado marcado en materia sanitaria por la entrada en vigor de múltiples reales decretos y demás medidas que según el Ministerio de Sanidad buscan “garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud”, pero que para los sindicatos del área tienen varias deficiencias. Es el caso del copago farmacéutico, cuya aplicación califican de “caótica”, puesto que aún no se han iniciado las devoluciones de los importes que sobrepasaban el límite de aportación establecida.

El copago farmacéutico, la exclusión de una lista compuesta por más de 400 medicamentos de la financiación pública, la limitación en el acceso a la sanidad a los inmigrantes irregulares y la retirada de la tarjeta sanitaria para evitar los fraudes, la aportación económica en transporte sanitario no urgente y productos ortoprotésicos... El año que está a punto de terminar ha estado marcado en materia sanitaria por la entrada en vigor de varios reales decretos y demás medidas con el objetivo de, según el Gobierno, “garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones”.

Los sindicatos del área, sin embargo, no ven tan garantes dichas medidas y no le dan tan buena nota como el Ministerio de Sanidad al 2012. “Ha sido un año marcado por la crisis y los recortes, los que afectan a todos y los específicos de sanidad”, apunta Juan Carlos Fontalba, de UGT, quien considera que en el copago farmacéutico es en donde más se han notado estos recortes. “Los jubilados han pasado de no pagar nada a pagar una pequeña cantidad, que es pequeña pero que al ser muchos medicamentos implica un coste importante”, explica.

“Un año muy movidito” es como lo define Malika Al-Lal, de CSI-F, un 2012 caracterizado por la implantación de muchas medidas. “Estamos en bancarrota”, lamenta la sindicalista que comenzó el año siendo la presidenta de la junta de personal, cargo del que dimitió y que pasó a ostentarlo Elisabeth Muñoz, de SATSE. Muñoz lamenta que este año ha habido “una pérdida de poder adquisitivo, así como de la paga extraordinaria y los días de libre disposición para todo el personal”.

“Lo más importante es que no se pierdan derechos; los costes económicos pueden llegar a ser asumibles, pero la pérdida de derechos adquiridos y en una sanidad universal a todos es los niveles es lo que más nos ha marcado; no ha sido tanto el problema de la crisis como la pérdida de la universalidad en una sanidad pública que es lo que estamos defendiendo en todo el Estado”, apunta Muñoz.

Copago farmacéutico

Tampoco para USO ha sido un buen año. “Lo calificaría como bastante negativo por todos los acontecimientos que ha habido, gastos de toda clase para los usuarios”, lamenta. El copago sanitario es también para USO el peor problema del año. “Ha sido un caos”, agrega Montero, quien apunta que se está “privatizando la sanidad”.

Ángel Lara, de CCOO, es tajante: “No hemos conseguido absolutamente nada”. Lara lamenta la escasez de reuniones sectoriales, convocadas “únicamente” para informarles de “reducciones” como la de la Acción Social”. “No hemos avanzado en negociaciones, pero sin embargo corrieron mucho para comunicarnos que aligeraban las estructuras sindicales”, apunta.

elpueblo.es

Ver Galería