(Ceuta) ► “La Ciudad ha designado cargos que correspondía nombrar al Estado”
02 de Diciembre de 2012

CSI-F asegura que la capacidad de fiscalización del interventor, el tesorero y la secretaria general está limitada ya que ha sido el Ejecutivo local quien los ha nombrado

El presidente del sector de la Administración Local por CSI-F, Antonio Noguera, pese a aplaudir el paso dado por UGT por denunciar el nombramiento de director general de Presupuestos y Finanzas de José Diestro, también resaltó que la central sindical se ha olvidado de incluir en ese nombramiento los del tesorero, interventor y secretaria general de la Ciudad, al considerar que estos cargos deben ser designados por el Gobierno Central y que sin embargo llevan años siendo escogidos a dedo por el Ejecutivo local, por lo que su capacidad de fiscalización “queda un tanto limitada”.

El presidente del sector de la Administración local de CSI-F, Antonio Noguera, a colación de la denuncia interpuesta por UGT contra el nombramiento de José Diestro como director general de Presupuestos y Finanzas y que ha sido recurrida por la Ciudad, resaltaba a EL PUEBLO que en la Ciudad existen más puestos que han sido “designados por el Ejecutivo local de forma errónea, tal y como así ha dejado constancia la demanda ganada por UGT y recurrida por el Ejecutivo de Vivas, como puede ser los casos del interventor, la secretaria general y el tesorero de la Ciudad”.

Noguera recordaba a este diario que “estas tres personas deberían ser funcionarios de carrera de la Administración General del Estado, además de ser nombrados por el Gobierno Central y no por el Ejecutivo de Local, como ha ocurrido en los tres casos”.

El presidente del sector de la Administración local de CSI-F indica que “los puestos de interventor, tesorero y secretario general deben ser funcionarios del Estado agregados a los gobierno autónomos con el objetivo de que puedan tener cierta autonomía con respecto al Ejecutivo de la localidad”. A este respecto, Noguera indicaba que aunque los nombramientos de estos tres cargos, designados por el Ejecutivo de Vivas, son con carácter eventual, “esta situación no se puede consentir, porque precisamente estos tres puestos son los encargados de fiscalizar la labor del gobierno local y por consiguiente, si el nombramiento es realizado por el ejecutivo autonómico su labor está de alguna manera supeditada o condicionada”.


Curiosamente, tal y como así lo resaltaba Noguera, esta situación hace tiempo que se viene realizando tanto en Ceuta como en Melilla, ya que al parecer ambas ciudades encontraban “verdaderas dificultades” para que dichos puestos fueran cubiertos por funcionarios de carrera de la Administración General del Estado.

Por tal motivo insistió en que estos cuerpos deben ser habilitados por el Estado ya que tratan de ejercer con neutralidad e independencia los controles de legalidad al servicios de los ciudadanos en los ayuntamientos, mancomunidades y diputaciones provinciales.

Precisamente, con respecto a estas designaciones, en la ciudad hermana de Melilla el pasado mes de agosto, el portavoz del Gobierno melillense, Daniel Conesa, resaltaba que existían negociaciones con el Ministerio de Hacienda para determinar cómo cubrir estas plazas tanto en Ceuta como en Melilla.

“El hecho de considerar la Ciudad Autónoma como un ente local para que las personas que cubran estos puestos sean funcionarios de carácter nacional no me parece correcto”, aseveraba en aquella ocasión el portavoz gubernamental.

Asimismo, indicó que las conversaciones que existían con la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas iban dirigidas a establecer cómo cubrir dichos puestos, aunque no en lo que respecta al sistema, ya que la ley establece que para ambas ciudades autónomas es de libre designación.

En la misma línea, especificó que el Gobierno central tiene planeado introducir una serie de modificaciones en el proyecto de ley de racionalización de las administraciones públicas que afectarían a la cobertura de estos cargos en autonomías y ayuntamientos.

elpueblodeceuta.es

Ver Galería