(Ceuta) ► FECCOO, ANPE y CSI.F piden vetar las Comisiones a docentes de fuera
11 de Noviembre de 2012

La Dirección Provincial del Ministerio de Educación (MECyD) tendrá la última palabra para, a la hora de establecer las bases que regirán las Comisiones de Servicios docentes que se convocarán el próximo verano, vetar totalmente su concesión a docentes de fuera de la ciudad autónoma, como reclaman FECCOO, ANPE y CSI.F, o abrir la puerta a atender casos excepcionales, como defiende FETE-UGT. Ese es el único extremo sobre el que los cuatro sindicatos con representación en la Junta de Personal Docente no se han puesto de acuerdo en el curso de sus conversaciones para adelantar la difusión de las normas de la convocatoria.

FECCOO, ANPE y CSI.F consideran que es necesario “proteger el empleo local” y no permitir que se reproduzcan situaciones como las del verano pasado, cuando varias decenas de interinos locales se quedaron sin puesto. “Las circunstancias han cambiado radicalmente y es conveniente hacer todo lo posible para que los maestros y profesores de Ceuta puedan trabajar en la ciudad”, coinciden Antonio Palomo, Remedios Acota y Estefanía Lara.

La Dirección Provincial ya ha comunicado esta semana que en la próxima convocatoria no se admitirán solicitudes de Comisiones de Servicios foráneas si los interesados no han concurrido “en todas las vacantes posibles” en el Concurso de Traslados actualmente abierto, de tal forma que aquellos docentes que tengan una plaza fuera de la ciudad pero ocupan un puesto de interino aquí “demuestren fehacientemente su deseo de venir y quedarse en Ceuta”.

“La Comisión de Servicios es un mecanismo excepcional en el ámbito de la movilidad geográfica y funcional de los funcionarios públicos cuyo objeto es dar respuesta a situaciones imprevistas o de difícil cobertura de puestos de trabajo para garantizar el correcto funcionamiento de la Administración”, explican los sindicatos en un documento consensuado en el que subrayan que “la situación de esta figura debe ser, por su propia naturaleza, lo más restrictiva posible para no convertirse en un elemento perturbador del correcto ejercicio de los derechos que asisten a todos los empleados públicos”.
“En nuestra ciudad, atendiendo a sus peculiaridades, la utilización de este instrumento se ha convertido en una práctica muy extendida, pero las circunstancias actuales aconsejan una revisión de los criterios aplicados hasta ahora para informarlas favorablemente ante la Subsecretaría, que es el único órgano competente para su concesión”, argumentan.

A nivel interno, las cuatro centrales están de acuerdo en concederlas únicamente cuando haya puestos vacantes no cubiertos “que por su propia naturaleza supongan el ejercicio de una especial responsabilidad y no puedan ser cubiertos por interinos”.

elfarodigital.es
Ver Galería