(Ceuta) ► Liberados sindicales comienzan a reincorporarse a sus puestos de trabajo
02 de Octubre de 2012

Los sindicalistas que se reincorporan son quienes eran liberados institucionales por acuerdo con la Administración, quienes tienen horas de representación mantienen la condición

Los liberados sindicales comenzaron ayer a reincorporarse a sus puestos de trabajo en las administraciones públicas como consecuencia de la aplicación de las últimas medidas de ahorro aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Esta medida afecta en la ciudad autónoma a la cúpula de los sindicatos, e incluso puede que algún secretario general, como es el caso del ugetista Antonio Gil, quien está a la espera de que se le notifique su vuelta a Correos. Vuelven ya, por ejemplo, el secretario de Organización de CCOO, Ramón María Del Valle-Inclán; o el líder de USO, Juan María Lorenzo.

Los liberados que han vuelto son los institucionales que tenían esta condición por acuerdo, pero continuarán liberados los que tienen horas por su representación. Así, los sindicatos han tenido que realizar ajustes de las horas sindicales, y cada uno tiene asignada un número dependiendo de su representatividad.

Todos los liberados no han vuelto aún a sus puestos de trabajo en las administraciones públicas debido a que muchos están haciendo uso de sus días de vacaciones y ayer continuaban realizando las labores sindicales en las sedes de estas organizaciones.

Uno de los problemas que aparece ahora en la vuelta al trabajo es la categoría en la que estará enmarcado cada uno, debido a que cuando les llegó la liberación tenían una que ya no existe debido a los cambios que se han producido en los organigramas de las entidades públicas. Esta medida también afecta a los liberados de la Ciudad Autónoma, quienes también tendrán que volver a sus puestos de trabajo. En esta han tenido que volver los cinco liberados institucionales por acuerdo, dos de UGT, dos de CCOO y uno de CSI.F. Estas organizaciones han tenido que realizar ajustes para poder seguir realizando la labor sindical, por ejemplo, liberando a algunos media jornada.

En el ámbito de la Delegación del Gobierno y las áreas integradas, se han reincorporado tres, dos a tiempo completo y uno parcial.

La pérdida de delegados sindicales ha llegado hasta un número de seis en CCOO, cuatro en UGT, tres en CSI.F y dos en USO.

Los sindicalistas han criticado esta medida aprobada por el Gobierno central y dicen que con ella el Ejecutivo pretende que la ayuda de estas organizaciones no llegue a los trabajadores como debería.

El secretario general de UGT, Antonio Gil, lamentó ayer en declaraciones a este medio que esta medida “restará eficacia” a los sindicatos pero que es hora de “redoblar esfuerzos” para poder atender a los trabajadores. “Vamos a resistir este ataque y esta guerra la vamos a ganar”, manifestó, para continuar diciendo que la victoria sería “el mantenimiento de lo que venimos reclamando. No estamos aquí por capricho ni para vivir mejor. Somos una pieza fundamental para la democracia y para el país, y el sistema nos ha llevado a esto”.

El sindicalista entiende que las administraciones públicas necesitan a los liberados “como interlocutores sociales, por lo que las convocatorias deberán ser por la tarde, asignar a otra persona o que prescindan de los sindicatos, que quizás sea lo que están buscando”.

El ugetista defendió la labor de los liberados y dijo que los sindicatos son los primeros interesados en desprenderse de uno de ellos cuando no cumple. “El sindicalista que no cumple con su tarea es una enfermedad para el sindicato”, afirmó. Así, puso como ejemplo el de un liberado que no cumplía con sus obligaciones en el sindicato y cuando le retiraron la liberación “se fue a CSI.F”.

Gil también criticó la “campaña mediática de descrédito constante y permanente” que sufren los liberados, así como las subvenciones. El sindicalista aseguró que en ocasiones pedir estas ayudas para poner en marcha programas les sale caro debido a que el montante solo contempla lo referente a los salarios, pero no a la logística ni al mantenimiento. Así, aseguró que solicitan las ayudas “para que el dinero se quede en Ceuta y pueda arreglarle la vida a algunas familias”. Además, recordó que estas subvenciones y su gestión están sometidas a la fiscalización de Hacienda.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios a la FSC-CCOO, Emilio Postigo, aseguró que aunque el Gobierno central “quiera eliminar a los sindicatos, funcionaremos con las horas libres”.

El comisionista añadió que el Gobierno “lo que pretende es que no se pueda atender a los trabajadores, pero si no se arregla repartiremos horas o vendremos por la tarde, pero vamos a seguir luchando por los trabajadores”.

El líder de CSI.F, Ricardo Martínez, manifestó en declaraciones a este medio que se trata de “un ataque contra las organizaciones sindicales, porque busca romper la estructura interna de los sindicatos”. Para Martínez, este tipo de liberado “es el que sirve al sindicato desde dentro. Ahora esto lo tendrán que hacer los delegados, lo que puede provocar una merma en la acción sindical directa, algo que perjudica seriamente al trabajador”.

Por su parte, Juan María Lorenzo, líder de USO, dijo que esta medida le parece “en parte, lógica”, al entender que se estaba produciendo un “abuso descomunal por parte de algunos liberados”, pero también manifestó que se trata de una maniobra “torticera” del Gobierno debido a que aunque sea para ahorrar, algunos interinos que sustituían a los sindicalistas se quedarán en la calle. Además, dijo que los partidos políticos deberían dar ejemplo y que también se incorpore el personal que realiza sus labores en estos y que están contratado como eventuales.

Txt: elfarodigital.es
ttjljñTx

Ver Galería