(Ceuta) ► El lunes se convocará a los trabajadores: “Que ellos decidan lo que tenemos que hacer”
28 de Julio de 2012

Aunque mantienen su postura en la interpretación de la ley, los sindicatos buscan la negociación para que los empleados no pierdan aún más poder adquisitivo


“Las posturas son totalmente opuestas y la interpretación que hacemos de la ley de presupuestos totalmente diferente por parte de la ciudad autónoma”, valoró el secretario de FSP-UGT, Juan Carlos Pérez, al término de la reunión mantenida con el consejero de Hacienda, Economía y Recursos Humanos, Guillermo Martínez.

Aún así, tanto Pérez como el resto de respresentantes sindicales presentes en la misma, José Antonio López (CCOO) y Ricardo Martínez (CSI-F), hicieron lo posible por acercar posturas, en aras, tal y como explicaron, de “no perjudicar a los trabajadores” y que no pierdan poder adquisitivo, “en un momento en el que ya se les ha rebajado la paga extraordinaria”, recordó Pérez, explicando que habían llegado a atisbar “que podemos llegar a acuerdo y que los trabajadores no van a salir tan perjudicados como en un principio se nos informó”.

“Las horas que se van a trabajar viene a ser una media de seis jornadas por trabajador, con lo cual no es tanto como las 110 horas, es mucho menos y también van a contar las jornadas de formación”, matizó.

Aunque los sindicalistas mostraron su disposición a llegar a un acuerdo con la administración, emplazaron esta decisión a la mañana del próximo lunes, para tener tiempo de consultar con los trabajadores a quienes representan las concreciones del posible acuerdo. “Que ellos decidan sobre lo que tenemos que hacer”, afirmaron. “Esperamos después de todas estas jornadas que no se perjudique a los trabajadores que es precisamente para lo que estamos aquí”, comentó Ricardo Martínez desde CSI-F, que estima que “últimamente por vicio o por la razón que sea parece que los Gobiernos de esta ciudad, tanto el autonómico como el central, ha tomado al empleado público como chivo expiatorio de todo lo que está sucediendo y cada día dan una nueva norma para acabar perjudicándolo o retirándole derechos”.

“La valoración ha sido positiva porque llegamos con posturas muy distantes tanto la administración como los sindicatos, pero después de aclararnos en qué sentido puede ir esta negociación, hemos decidido que nos damos de plazo hasta el lunes”, remarcó José Antonio López, secretario general de la sección sindical en el Ayuntamiento de CCOO. Así, según anunció, hoy mismo se convocará una asamblea entre los trabajadores para informarles sobre los detalles de las alternativas del Gobierno.

“Nos reuniremos con los compañeros y ellos decidirán, supongo ya con otros ingredientes importantes, los argumentos de la negociación y creo que se puede llegar a buen puerto”, anunció esperanzado, aunque quiso aclarar que “No queremos estar a disposición de la administración sino que haya un programa de cómo se van a hacer esas horas para que a nadie le pille por sorpresa”.


“El escenario ha cambiado mucho”, dijo horas después de la reunión Manolo Benítez, secretario de USO, sobre el cambio de los 14 servicios a 6. “Nosotros hacemos una lectura de las palabras del consejero diferente, aunque se diga que no ha cambiado nada”, apuntó.

Al igual que el resto de centrales sindicales Benítez manifestó su consideración de que lo que plantea el Gobierno es “manifiestamente ilegal”, aun así, respetará lo que diga la mayoría de trabajadores el próximo lunes.

“No nos gusta llegar a estos extremos- recalcó el representante de USO en referencia a la movilización del miércoles pasado - pero no nos dieron opción, el diálogo debe prevalecer siempre”.


Ver Galería