(Ceuta) ► Las negociaciones Ciudad-sindicatos, sin avances después de un año
03 de Julio de 2012

Los objetivos marcados en dicho encuentro, como RPT, consolidaciones, convenio colectivo, promociones internas, pasaron a un segundo plano tras asegurarse el empleo


Se ha cumplido un año de la primera reunión que mantuvieron los sindicatos con el por aquel entonces consejero de Hacienda y Recursos Humanos, Francisco Márquez. En aquella primera toma de contacto el consejero pretendía marcar la línea de trabajo a seguir durante la nueva legislatura y situó entre sus objetivos prioritarios la elaboración de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), la negociación del convenio colectivo, dar salida a las promociones internas y la optimización de los recursos.

Tras aquella reunión, UGT, CCOO y CSI-F mostraron su satisfacción por la buena disposición mostrada por parte de la Administración para intentar avanzar en las peticiones que durante años han venido realizando las centrales sindicales, aunque tras este primer año después de aquella primera toma de contacto, poco o nada se ha avanzado al respecto.

Los periodos electorales tanto a nivel de política como sindical provocó que las negociaciones no se iniciaran hasta entrado el 2012. Las informaciones que se iban vertiendo desde el Ejecutivo local sobre los recortes y las medidas de ajuste a llevar a cabo ponía cada vez más nervioso a los sindicalistas que no dudaron, a finales de enero a manifestarse en el ayuntamiento contra los recortes anunciados. Estas protestas se llevaron a cabo durante varios días hasta que finalmente el consejero y el director de Recursos Humanos, citaron a los sindicatos para intentar relajar la situación de crispación creada e iniciar la negociación y en la que la RPT sería el objetivo primordial.

Un mes duró la calma ya que los sindicatos manifestaron que la Ciudad lo único que estaba haciendo era alargar los tiempos sin avanzar en ninguno de los objetivos puestos sobre la mesa, de ahí que a primero de marzo los sindicatos se levantaran de la mesa, rompiendo la negociación iniciada al asegurar que el Ejecutivo no garantizaba el empleo, mientras que la Ciudad hacia un llamamiento a la responsabilidad debido a los difíciles momentos debido a la crisis.

La RPT, la retirada de las jornadas partidas y especiales, la aplicación de un nuevo complemento, el convenio colectivo, las consolidaciones, han sido algunos de los temas abordados durante la negociación pero que después de los continuos tiras y aflojas de los sindicatos y la Ciudad, ninguno se ha resuelto y continúan igual que hace un año.

De los cuatro sindicatos con algún representante dentro de la Administración local, USO nunca ha sido tenido en cuenta por el Gobierno de la Ciudad y no ha sido convocado a ninguna mesa de negociación, mientras que el resto, UGT, CCOO y CSI-F han estado luchando por los intereses de los empleados laborales y los funcionarios de la Administración local aunque con diferente intensidad, no en vano, el único que todavía hoy en día plantea algún tipo de “guerra” por su total desacuerdo con la política de austeridad y los recortes que está ejecutando la Ciudad es CSI-F, y fue el que se mantuvo íntegro al acuerdo suscrito entre el Comité de Empresa y la Junta de Personal, mientras que CCOO y UGT mostraron una postura más comprensiva hacia la política de austeridad de Vivas.

Todos estos cambios producidos en las posturas de uno y otro lado lo único que ha provocado que hoy por hoy, un año después de aquella primera toma de contacto del Ejecutivo local con los sindicatos no se haya conseguido nada de lo en un principio programado, además de existir una cierta conformidad sindical al haber conseguido del Gobierno local un compromiso para mantener el empleo.

Ver Galería