(Ceuta) | 74 millones tienen la culpa
20 de Marzo de 2012

Escrito por Ricardo Martínez García


Ayer por la tarde eche un vistazo a las declaraciones del portavoz del Gobierno de Melilla, leyéndolas pude apreciar que no se encontraba del todo contento con su homologo ceutí. Debo recordar que los dos pertenecen al mismo partido.

La culpa la tienen los 74 millones de diferencia que existen entre nuestra deuda reconocida y la de Melilla, que asciende a 5,2 millones aproximadamente. Esta diferencia invitó a nuestro Portavoz, a decir que existían estas diferencias porque nuestra Ciudad “responde más al nivel de los estándares peninsulares”... como para que no se mosqueen en nuestra ciudad hermana.

Llevamos toda la vida intentando que desde la península se den cuenta de que somos tan españoles como ellos y tan civilizados como ellos, incluso a veces más, y ahora de un golpe nos atacamos los unos a los otros. Todos hemos tenido conversaciones con gente que jamás ha estado en Ceuta, y tras pocos minutos de charla nos damos cuenta de que se creen que vivimos en el desierto, que recogemos agua de un oasis, que todo está rodeado de palmeras y camellos (me refiero a los animales), y que vamos descalzos por las calles sin asfaltar de nuestra ciudad. Incluso una vez me preguntaron donde había a prendido a leer y escribir, si aquí no teníamos colegios... pa' cagarse.


Más ignorante no se puede ser, pero si nosotros mismos, que padecemos ese desconocimiento supino por parte del resto de España, lo fomentamos con comentarios del tipo, “nosotros nos parecemos más a la península que nuestros compañeros continentales” lo menos que podía pasar era que se enfadaran.

Francamente me hizo gracia, mientras desde Ceuta decimos que ellos son menos peninsulares que nosotros, ellos directamente dicen que somos tontos... no con esas palabras claro, sino con estas, “se le podrían haber ocurrido cosas con más base para explicar la deuda de Ceuta” … pues eso. Hablo en primera persona del plural, y digo “nosotros”, porque quien habla es el portavoz del Gobierno que han elegido mayoritariamente los ceutíes, así que cuando el Gobierno habla lo hace por nosotros.

No creo que esto se convierta en una crisis nacional que nos empuje a llamar a nuestro embajador de la Casa de Ceuta en Melilla a consultas, pero desde luego da que pensar. Y pienso, qué hemos hecho mal (o bien) en Ceuta para que con una población semejante, con semejantes ingresos, semejantes características geográficas, y todos los semejantes que a ustedes se les ocurran, nosotros estemos endeudados hasta las trancas y allí estén tan tranquilos viendo pasar la crisis de largo, al menos institucionalmente hablando.

Y en honor a la verdad, tengo que decir, que nunca he estado en Melilla, pero tengo buenos amigos que son de allí, que han nacido y se han criado allí, y desde luego, ni van descalzos por las calles, ni viven en el desierto, ni cogen el agua de un oasis.

Ah, y por lo que me cuentan mis compañeros de allí, los recortes salariales no han llegado todavía, también es verdad que ellos están más lejos de la península, geográficamente hablando, claro.

Ver Galería