(Ceuta) | La Junta de Personal Docente marca sus "líneas rojas" al nuevo equipo del Ministerio de Educación
19 de Marzo de 2012

- Los representantes del profesorado "desmienten" que el PP haya satisfecho su reivindicación de ener "un órgano específico para gestionar la política educativa en Ceuta"

- Aróstegui avisa: "Seguiremos siendo beligerantes ante cualquier decisión que perjudice la labor docente y la enseñanza en la ciudad"


El presidente de la Junta de Personal Docente, Juan Luis Aróstegui, y representantes de los cuatro sindicatos que integran la representación del profesorado uno universitario en Ceuta (Francisco Lobato de FETE-UGT; Antonio Palomo, de FECCOO; Remedios Acosta, de ANPE; y Estefanía Lara, de CSI.F) han comparecido este lunes ante los medios para advertir al nuevo equipo del Ministerio de Educación que lidera José Ignacio Wert en Madrid y Cecilio Gómez en la ciudad autónoma de que seguirán siendo su azote, como hasta noviembre lo fueron de Melgar, si no cambian la forma de proceder de sus antecesores socialistas.

Según el punto de vista de los sindicatos, no han empezado todo lo bien que podrían. De entrada, Aróstegui ha "desmentido" que el PP haya satisfecho la reivindicación de contar con "un órgano específico para gestionar la política educativa en Ceuta y Melilla".

"La estructura ministerial es idéntica a la que había hasta ahora y Ceuta ha vuelto a quedar al albur de la improvisación", ha lamentado el presidente de la Junta, que ha acusado a los representantes ministeriales desplazados la semana pasada a Ceuta de "mentir" y de "faltar a su palabra".

"El pasado miércoles nos dijeron que teníamos razón en nuestras críticas al recorte unilateral de plantillas en los centros de Secundaria y, mientras nos prometían revisar esa medida y no repetir una decisión parecida, por detrás firmaban la ocultación de vacantes en los colegios de Infantil y Primaria de la que nos enteramos a través de la web del Ministerio", ha denunciado Aróstegui.

La Junta también ha puesto en la picota el papel de Gòmez Cabrera, al que ven que "pinta poco". "Ya hemos conocido a muchos directores provinciales que actúan como simples terminales del Ministerio para castigar al colectivo docente de Ceuta en lugar de ejercer como baluartes de la enseñanza en la ciudad y parece que seguimos por el mismo camino", ha criticado.

Ante este panorama, los representantes de maestros y profesores han querido dejar claro que se van a seguir oponiendo "rotunda y radicalmente" a "cualquier medida que vaya en perjuicio de la labor docente, del funcionamiento de los centros y de la enseñanza en la ciudad que peores registros de éxito académico tiene en todo el país".

"Si hay que hacer recortes, que sea en otro lado"

En ese sentido, Aróstegui ha advertido de que el mantenimiento del cupo de más de 1.200 docentes que trabajan este año académico en Ceuta es una "línea roja" que la Junta no permitirá traspasar al Ministerio. "Vamos a reactivar la plataforma en defensa de la Educación en Ceuta y vamos a ser beligerantes hasta llegar a los tribunales si es necesario para defender los derechos conculcados a quienes tenían destino definitivos o asignaciones provisionales en institutos donde se han recortado plazas en sus plantillas y a que todas las plazas vacantes salgan a concurso, un ámbito en el que vemos más factible una reclamación judicial", ha adelantado.

Los sindicatos con representación en la Junta volverán a verse este miércoles, un mes después de su primera entrevista, con el director provincial de Educación para tratar, entre otros asuntos, sus reclamaciones "prioritarias" para el año próximo ("la reducción de las ratios de alumnos por aula actuales y disponer de más docentes para Atención a la Diversidad e Infantil") y la nueva Orden de Interinos, las Comisiones de Servicios para el próximo curso, la posibilidad de tener una Mesa de Negociación Colectiva para Ceuta y la "reasignación" de efectivos entre los cenros locales.

"La Educación en Ceuta debe ser considerada un problema de emergencia y quedar blindada ante la crisis: si hay que hacer recortes, que se hagan en otro lado", ha alertado Aróstegui, quien ha instado a las "autoridades locales" a lanzar un mensaje unido sobre ese principio a Madrid para que desde la distancia no se vea menos grave la coyuntura local.

Por CAD

Ver Galería