(Ceuta) Vivas mantiene que es necesario recortar las horas extra y jornadas partidas y especiales
07 de Marzo de 2012

El presidente apela a la “solidaridad y responsabilidad de todos” ante los ajustes del plan de sostenibilidad y confía en que los sindicatos regresen a la Mesa de negociación


La Ciudad apela a “la solidaridad y la responsabilidad de todos, empezando por el Gobierno” a la hora de realizar los ajustes del Plan de sostenibilidad de las cuentas públicas. El presidente Vivas considera que estos “esfuerzos” han de centrarse en aquello que sea “prescindible” y por ello, el Gobierno tiene la “clara intención” de reducir los complementos vinculados “a una prestación horaria adicional, es decir, las horas extra, las jornadas partidas y especiales” y mantiene la fecha del 31 de marzo para tener listo el plan.

La Ciudad hace “una apelación a la solidaridad y la responsabilidad” frente a los ajustes del Plan de sostenibilidad de las cuentas públicas. Así lo subrayó ayer el presidente, Juan Vivas, que en declaraciones a los periodistas señaló que esta responsabilidad a la que apela es “de todos, empezando por el propio Gobierno”, que no puede estar al margen, dijo, de “la situación que vive toda España en materia de sostenibilidad de los servicios públicos”. “Responsabilidad por tanto para garantizar la sostenibilidad de estos servicios y responsabilidad -repitió- para realizar los esfuerzos que sea preciso realizar para no ponerlos en riesgo”.


Recortar lo “prescindible”

El presidente considera que estos “esfuerzos” han de centrarse “en aquello que sea prescindible, nunca atentando a aquello que pueda constituir el núcleo de lo esencial”. Desde la perspectiva de la regulación del régimen retributivo de la Ciudad y de las sociedades municipales, eso se concreta “en una clara intención por parte del Gobierno de eliminar, reducir los complementos vinculados a una prestación horaria adicional, es decir, las horas extra, las jornadas partidas y especiales”. Para Vivas este es el campo que te permite el margen de tocar aquello que sea complementario y no esencial.

Vivas pide también “solidaridad” para que el ajuste que haya que realizar “al objeto de incorporar los descensos que se están produciendo en los ingresos no vaya nunca en detrimento del empleo”.

Desde esa perspectiva y en base a esos criterios el Gobierno “está tratando con la representación sindical de la Ciudad” y quiere y “apuesta” por que ese sea “un foro fructífero para el diálogo, el encuentro, el entendimiento y finalmente, el acuerdo”.

Fecha límite: 31 de marzo

Respecto a la fecha que se marcó para tener ultimado este plan de sostenibilidad, el 31 de marzo, Vivas confirmó que se mantiene y expresó su confianza en que las negociaciones con los sindicatos se retomarán. El presidente considera que “está en juego la viabilidad de los servicios públicos fundamentales, el empleo, en última instancia el equilibrio económico y financiero de la institución a la que todos nos debemos”. Vivas no quiso anticipar por tanto posibles “resoluciones” de este proceso, aunque el Gobierno, recordó, ha marcado “una hoja de ruta vinculada a conseguir ese equilibrio”, una línea que no va a romper y en la cual “se ratifica”, aunque confía en que antes del 31 de marzo se pueda alcanzar un acuerdo.

Altos cargos

El presidente quiso dejar claro, en cuanto a la exigencia de recortes en los cargos directivos, que la Ciudad ha llevado a cabo una reducción que cifra en el 25% al inicio de la legislatura y que en retribuciones de los miembros del gobierno, altos cargos y personal de confianza en la anterior, en mayo de 2010, de la horquilla que recogía el Real Decreto se aplicó la reducción máxima, que era del 15%. “Eso no es disculpa, no se dice con el ánimo de que nadie reconozca un mérito en estos tiempos de dificultad pero sí ara significar que a apretarse el cinturón y con las políticas de ajuste se empezó en en el seno del propio Gobierno y de los altos cargos, sin perjuicio de cualquier otra decisión que en el futuro pueda tomarse en el mismo sentido y apelando nuevamente a la responsabilidad y la solidaridad”.



La Ciudad no va a “alterar” los canales de negociación

Respecto a la asamblea de funcionarios celebrada el lunes, Vivas dijo ayer que los trabajadores tienen “libertad absoluta para reunirse” y que esas reuniones le merecen “el máximo respeto”. “Ahora bien -agregó- también hay que tener en cuenta que los canales para establecer acuerdos entre la administración y el personal están regulados y el ayuntamiento cuenta con un órgano de interlocución a través de la mesa negociadora, de la representación sindical”. El Ejecutivo “no va a alterar ese ámbito de contacto con los trabajadores para resolver cuestiones que afectan a su régimen laboral, incluidas las retribuciones”. “Sería un verdadero caos que abriéramos tres, cuatro o las que a cada uno se le ocurriera, mesas de negociación dedicadas a tratar asuntos laborales de la Ciudad, no estaría contemplado en el reglamento y no sería aconsejable”, afirmó el presidente, quien señaló que eso mismo manifestó a los funcionarios en la reunión.

elpueblodeceuta.es
Ver Galería