(Ceuta) Incertidumbre ante el anuncio de Wert de cambiar el sistema de becas
19 de Febrero de 2012

La intención del ministro de Educación de endurecer los requisitos académicos para conseguir becas universitarias generan disparidad de opiniones en la comunidad educativa


Las últimas declaraciones del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, sobre su intención de revisar el sistema de becas universitarias para endurecer los requisitos para su obtención y mantenimiento han generado disparidad de opiniones en una comunidad educativa inmersa en una delicada situación.

El anuncio del ministro de Educación, José Ignacio Wert, de que tiene intención de revisar el sistema de acceso y mantenimiento de las becas universitarias, dando más prioridad a los requisitos académicos frente a los económicos, no ha dejado a la comunidad educativa indiferente. Su propuesta inicial ha levantado aplausos de un lado y descalificaciones por el otro, abriendo las puertas al debate sobre la situación de la educación universitaria en nuestro país, en plena crisis económica y con una inversión estatal del 0,1% del PIB a Becas, la mitad de la media de la OCDE.

Tanto el decano de la Facultad de Educación y Humanidades de la UGR en Ceuta, Ramón Galindo, como el director de la UNED en la ciduad autónoma, Fernando Jover, así como Antonio Palomo, secretario general de enseñanza de CCOO, manifiestan una misma opinión sobre la necesidad de incrementar esta inversión, que pese a haber crecido en los últimos años (del 0,8% al 1,1% en los últimos ocho años), sigue estando muy por detrás del resto de países europeos. Aún así, las opiniones se separan cuando se trata de valorar la medida anunciada la semana pasada por Wert.

Mientras Palomo ve la propuesta como una “vuelta atrás”, a los años donde solo podía estudiar “quien tenía dinero”, una valoración que a nivel nacional FECCOO tilda incluso de regreso “a la época franquista, cuando solo se daban becas a los alumnos pobres que obtenían buenas notas”; tanto el decano de Humanidades como el rector de la UNED aprecian tintes positivos en la medida. “Las becas van orientadas a que los más desfavorecidos puedan tener las mismas oportunidades, pero el Estado tampoco puede permitirse invertir en alguien de quien no obtiene ningún rendimiento y no va superando cursos”, matiza Galindo, que prefiere esperar a una mayor concrección en la propuesta, aunque sí pide seriedad a la adminsitración para realizar cualquier cambio: “Lo que la Educación Universitaria necesita es estabilidad, consenso y claridad, no podemos estar cambiando procedimientos y formas contínuamente dependiendo de los equipos ministeriales”.

Por su parte, Fernando Jover se desmarca de la evaluación de la Conferencia de Rectores Universitarios (CRUE), que hace unos días se posicionó en contra de la medida del ministro de Educación argumentando que “becar solo al excelente irá contra los desfavorecidos”.

“No digo que haya que tener solamente en cuenta los requisitos académicos, eso es una barbaridad - aclara Jover-pero mantener la condición académica por encima del nivel económico me parece normal, lo demás son demagogias”. El director del centro asociado de la UNED mantiene que en cualquier país “desde el más comunista al más capitalista”, la beca se da “a quien hace el esfuerzo por estudiar, sobre todo a nivel universitario”.

Para el director habría que tener en cuenta además que “el puesto universitario cuesta mucho más de lo que se paga en este país”, por lo que cuestiona si no habría que aumentar el coste de las matrículas universitarias y ver realmente quién quiere estudiar a ese nivel académico. “Entonces, al universitario que no pueda pagarlo que se le de una beca” , afirma. “Todos sabemos que hay universitarios que obtienen una beca el primer curso, se relajan y se dedican a no hacer nada y después puede que incluso abandonen los estudios, así que no me parece mal que se incremente el peso de los requisitos académicos para conseguir las becas, es decir, que quien quiera estudiar a estos niveles realmente tenga que demostrarlo”, concluye. Habrá que esperar para ver como se perfila la medida anunciada por Wert la semana pasada, si bien el debate está ya abierto entre los sectores más cercanos a la iniciativa.


“Titulitis” versus igualdad de oportunidades


Junto a la posibilidad de cambio en el sistema de obtención y mantemimiento de becas universitarias afloran viejas y nuevas preguntas referentes a la situación educativa de nuestro país, más aún en un entorno marcado por la crisis y en el que donde mayor paro se registra es precisamente entre los jóvenes, que atesoran cada vez más títulos en su cartera. El director de la UNED en Ceuta, Fernando Jover, pone el dedo en la llaga señalando que “España produce más titulados universitarios al año que todo Estados Unidos”, algo que según entiende responde a lo que se conoce como ‘titulitis’. “No es posible que todos los licenciados universitarios que generamos al año consigan un empleo. El mercado es muy competitivo y esto es bueno, pero si nos planteamos quiénes deben seguir la línea universitaria quizá debería ser los que ofrezcan más rendimiento. El director plantea la siguiente reflexión sobre la igualdad de oportunidades y la universidad: ¿Es mejor propiciar la igualdad de oportunidades al principio, dando más facilidades para estudiar, o al final del periodo educativo con una preparación más enfocada dependiendo de las capacidades en la que, por ejemplo, se potencie la calidad de la formación profesional?

elpueblodeceuta.es


Ver Galería