Ceuta -- El consejero de Hacienda Fco. Márquez limita a 230 el número de trabajadores a los que se quitará la jornada especial o partida
03 de Febrero de 2012

- El consejero de Hacienda considera "una buena señal" el tono de su primer contacto directo con los sindicatos, a los que ofrece matizar la mayoría de los "ajustes" anunciados el lunes

- El Gobierno dice que "tiene sentido" buscar una fórmula "limitada" para que los empleados de las empresas municipales con sueldos superiores a la media que fije la RPT no pierdan de golpe todas sus retribuciones extra


El consejero de Hacienda, Francisco Márquez, ha abandonado este viernes a las 14.15 horas la reunión que mantenía desde mediodía con los representantes de UGT, CCOO y CSI.F en la Administración local para, en rueda de prensa, presentar como "una buena señal" el inicio de sus conversaciones directas alrededor del catálogo de recortes, "ajustes", anunciado el lunes en forma de Plan de Sostenibilidad Presupuestaria y Bases para la reordenación del sector público periférico.

Márquez ha agradecido "el talante, el tono y la receptividad" de los sindicalistas hacia "los argumentos que ha expuesto el Gobierno". "Queremos reconducir las relaciones laborales de la Ciudad de forma satisfactoria para las dos partes y a tal efecto hemos iniciado un diálogo al que hay que dar tiempo porque, aunque nos separen conceptos y la forma de concretar las medidas, todos necesitamos acomodarnos a los muy serios tiempos que vivimos, que nos hacen prever que este 2012 será peor en términos de crecimiento a los ejercicios anteriores", ha resumido su posición.

En el terreno de lo concreto, el consejero ha flexibilizado buena parte de los puntos que expuso el lunes. En primer lugar, ha precisado que la eliminación de jornadas partidas y especiales "no imprescindibles" afectará a "unos 230 trabajadores, menos del 15% de los cerca de 1.500 de la Ciudad Autónoma". "Queremos que aquellas tareas que es posible hacer en horario estándar, de 8.00 a 15.00 horas, sobre todo administrativas, se realicen durante ese tramo, excluyendo de la medida a la Policía, los bomberos, los centros de 24 horas y otros servicios como museos, bibliotecas y registros", ha explicado.

Según Márquez, a concretar dicha reestructuración del personal ayudará la aprobación del proyecto de Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que se ha hecho llegar a los sindicatos, un documento "que marcará un antes y un después en esta Administración para que cada trabajador, su puestos y sus funciones no esté al albur de las circunstancias o de los equipos directivos que vayan pasando por Recursos Humanos".

Image

Márquez, durante su comparecencia.

El Ejecutivo también ha accedido a retomar "algunos" procesos de consolidación de empleo y promoción interna en marcha, expedientes que el lunes habían quedado congelados de forma genérica y absoluta. "Hemos acordado abordar la aprobación cuanto antes de un nuevo Convenio Colectivo y Acuerdo Regulador sobre la base de los pactos existentes pero reflexionando sobre algunas condiciones que deben adaptarse a este periodo de crisis", ha ampliado, "con la garantía de que lo que se consensúe se pueda modificar en función de la evolución de las circunstancias económicas generales".

En origen, hace cinco días, el consejero había asegurado que de no llegarse antes del 31 de marzo a un acuerdo se "suspendería" la ejecución del marco laboral vigente en la Administración local.

"A igual función, igual retribución"

Márquez tampoco ha desechado, a preguntas de los medios, la posibilidad de que los trabajadores de las empresas públicas que perciben retribuciones superiores a las medidas que para categoría fije la RPT puedan conservarlas "con límites" en forma de complementos a extinguir. "Parece que tendría sentido articular un procedimiento limitado para conseguirlo", ha señalado después de recordar que la equiparación de retribuciones entre las sociedades municipales y la Ciudad (bajo el principio "irrenunciable" de "a igual función, igual retribución") es otra pata "del mismo banco" que también soporta la RPT, el Plan de Sostenibilidad y las citadas Bases.

"Creo que es posible el acuerdo porque hay bases y argumentos sólidos para alcanzarlo, aunque necesitamos tiempo", ha terminado el consejero, que no ha querido entrar en detalles concretos sobre cuánto quiere el Ejecutivo reducir el precio al que actualmente se pagan las jornadas partidas y especiales o las horas extraordinarias, entre otros puntos que presumiblemente serán objeto de retoque.

ceutaldia.es
Ver Galería